A balón parado

¿Alcanzará con Héctor Herrera y con Guillermo Ochoa?

Además de Guillermo Ochoa, de extraordinaria actuación contra la selección de Brasil, en la selección mexicana de futbol ha brillado Héctor Herrera, el mediocampista del Porto de Portugal.

Lo primero que hay que decir de este jugador formado en el Pachuca es que se trata de un volante con una gran técnica, esa que permite alardes con la pelota que desconciertan al rival y causan admiración en el oúblico.

Parece frágil y demasiado delgado pero no, es de esos flacos muy correosos y nada bajito. Herrera es de esos contenciones que roba balones y construye juego ofensivo, con movilidad, un poco de desborde, pero sobre todo con inteligencia para brindar buenos servicios. Además tiene disparo efectivo de media distancia y sabe aparecer por sorpresa en el área rival.

Héctor Herrera se ha consolidado como un estupendo jugador, el mejor desde mi particular punto de vista del equipo mexicano en Brasil 2014. Los expertos y prestigiados buscadores de talento del Porto no se equivocaron con él.

Ahora, a diferencia de las dos figuras holandesas (Robben y Van Persie), la estrella del Tri no tiene gol. Son otros los que tienen esa misión en el equipo nacional y no andan tan finos como él.

Como sea, creo que los dirigidos por el Piojo Herrera pueden hacer el domingo un papel destacado, complicándole en serio a los holandeses su pase a los cuartos de final. Tendrán que plantarse muy bien en defensa, sin dejar espacios para el contragolpe letal de sus rivales. Y tener mucho cuidado en los cobros a balón parado.

¿Pueden pretender hacer algo más que aguantar bien atrás? Creo que sí, con disparos de media distancia sobre todo. No veo con el 0-0 que hacer subir a los laterales Aguilar y Layún vaya a plantear algo más que riesgo que puede arrojar resultados funestos muy pronto en el juego.

Una gran prueba para el Piojo contra Van Gaal, uno de los grandes estrategas del futbol europeo.

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo