A balón parado

¿Qué Alan Pulido llegará a las Chivas?

Habría que revisar muy bien lo que ha hecho en los últimos largos meses, Alan Pulido, como para generar la expectativa de que a su llegada finalmente como refuerzo de las Chivas pudiera convertirse en la estrella ofensiva y goleadora de este equipo.

En el mejor de los casos habría que darle al todavía joven futbolista un buen tiempo de adaptación a un sistema de juego (el que ha establecido Matías Almeyda), que no conoce, con compañeros con los que no ha jugado. Y en ello bien puede transcurrir todo el presente torneo.

Pero es verdad también que quitando a Ángel Zaldívar, el canterano que hoy aparece como el eje del ataque rojiblanco, este equipo no cuenta con ningún otro centro delantero. Esto no solo facilitaría la incorporación del ex jugador de los Tigres, sino que haría necesaria su rápida presencia en el primer equipo, así sea ingresando de cambio.

Lo que yo recuerdo de Pulido es potencia, habilidad, capacidad para situarse fuera del área adversaria y un disparo potente. Así hizo la mayoría de los pocos goles que tiene registrados en la Liga Mx… Y si éstos son pocos es porque prácticamente no dispuso de minutos como titular.

No lo recuerdo como un jugador con gran presencia de área, como alguien que imponga un particular temor entre los defensores centrales… Pero, aunque me traslade un poco fuera de la cancha, sí lo tengo muy presente como un muchacho raro, medio desubicado por locuaz.

Ojalá llegue maduro y pleno de facultades, con hambre real de convertirse en la figura que requiere este equipo y, por qué no decirlo, el futbol mexicano.

Para mí, y está visto que también para Jorge Vergara, lo de menos es lo que se tendrá que pagar por él, a los Tigres (por derechos de formación) y al propio Olympiacos de la Liga griega. 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo