Desde el gimnasio

Puebla, la punta del iceberg


Tras una serie de publicaciones en las que hemos comentado de algunos temas controversiales en torno a la Asociación de Físico y Fitness de Puebla, nos hemos quedado asombrados de la cantidad de quejas y correos recibidos y mensajes en redes sociales de muchos estados del país compartiendo casos similares y dejando suponer que el problema de fondo está en la Federación Mexicana de Físico y Fitness que preside Francisco Cabezas.

"Sólo los más fuertes", una de las redes sociales más grandes e importantes en el país, comentó en días pasados que el problema del físico y fitness en México es una gran mafia que opera en la FMFF con intereses muy claros económicos y políticos, completamente extradeportivos.

En privado nos comentaron ayer de un estado vecino a Puebla, que Cabezas y la FMFF apalancan su poder en el chantaje, la amenaza y la presunción de relaciones políticas importantes en el gobierno, así como una cantidad importante de dinero para corromper algunos mandos medios de los organismos deportivos más importantes de este país.

Desde Sinaloa, hasta Quintana Roo, atravesando casi todo el país, nos han llegado quejas de que "esta mafia" es la que ha deteriorado el desarrollo del deporte, que abundan denuncias en contra de sus dirigentes y que lo único que sostiene en este momento tanta irregularidad en todo el país es la realización en verano próximo del Mr. Olympia Amateur de la IFBB que tiene como afiliada a la FMFF y que está siendo el pretexto para que esta federación se publicite y quiera reivindicarse, por lo que no le conviene que "le hagan ruido" en las asociaciones estatales, ni que se divida o se pretenda confundir a los deportistas como el caso de Puebla y el presidente de la AFFEP, Mauricio García.

Nosotros hemos aclarado que como periodista con 27 años de trayectoria deportiva y en un medio de comunicación como Milenio Puebla, abrimos los espacios a todas las voces, sin tomar partido y les pedimos que si tienen pruebas de todos sus dichos, nos las hagan llegar de manera formal, aclarando también que en el caso de la ética comunicacional, ofreceremos derecho de réplica a todos los involucrados.

Nos han ofrecido ya de algunos estados documentar sus posturas y nos han pedido que investiguemos los antecedentes de esta federación, que en el pasado ya alguna vez fue desafiliada de la IFBB a principios del siglo XXI por muchos asuntos como dopaje, que afectaba los estatutos internacionales de este organismo.

Lamentamos que en torno a un deporte de tanto sacrificio y esfuerzo de los que lo practican, ciertas o falsas, todas estas controversias terminen afectándole al deportista con eventos de mala calidad, intimidaciones y confusión entre otros aspectos, por lo cual deseamos con sinceridad que todas las partes involucradas se decidan a hacer causa común por esta disciplina de por sí llena de mitos y de algunos desprestigios por el uso de esteroides y otros tabúes.