Desde el gimnasio

Un “Lupe-Reyes” saludable

Hoy da inicio la tradicional temporada mexicana denominada “Maratón Lupe-Reyes” que usualmente se refiere a la permisividad para comer de más, beber de más y celebrar de más, so pretexto de la devoción Guadalupana, las preposadas, las posadas oficiales, la Nochebuena, la Navidad, los brindis de cierre de año, la recepción del año nuevo, la llegada de los “Reyes Magos” y en algunos casos se prolonga hasta los tamales de la Candelaria.

Es además lamentablemente una temporada en la que pese a que debería imperar la felicidad, la paz y la alegría, éstos excesos son causales de accidentes automovilísticos, muertes y hasta suicidios directos o indirectos del uso de alcohol, drogas o estados depresivos que subyacen en muchas personas en esta época, por lo que desafortunadamente es también en algunos casos tiempo de tragedia y luto.

Y para quienes pertenecen al grupo mayoritario de personas que ponen en sus propósitos del año próximo, el “bajar de peso”, “ponerse a dieta” e “inscribirse al gimnasio”, este ciclo parecería ser el último atracón para disfrutarlo antes de que llegue en enero y tengan que hacerle frente a sus buenos deseos, que normalmente se quedan en eso, en meras intenciones que no se traducen en acciones.

Los gimnasios comienzan a verse vacíos, muchos de ellos incluso rematan sus membresías, los consultorios de nutrición entran en un impasse y, adicionalmente, el frío otoñal e invernal, las enfermedades respiratorias y otros motivos, son los responsables de que también bajen los deportes al aire libre.

¿Te has puesto a pensar que si lo deseas en realidad esta es una excelente época para adelantar tus propósitos del año próximo o de cerrar con broche de oro el último mes? Justo porque hay menos gente en los gimnasios, es un buen momento para iniciar con esta disciplina sin tener que esperar a los días de enero donde en muchas ocasiones la sobre-saturación temporal te impedirá entrenar con comodidad, además tienes tres semanas muy buenas de acondicionamiento para no iniciar de ceros el 2015 y pasar los días más difíciles para los principiantes que son aquellos donde el cuerpo se envara y a veces es motivo de que abandones tu meta.

La vida saludable, una rutina asertiva de ejercicio y una dieta inteligente, no está reñida en absoluto con la temporada de festejos decembrinos. Con tres o cuatro días por semana puedes confeccionar un plan de entrenamiento ya sea de mantenimiento para cerrar el 2014 o de acondicionamiento para el 2015, mientras que una lista de recomendaciones de cómo comer, incluyendo los antojos de la época, pueden ser suficientes para que no inicies con sobre peso. En resumen, sólo basta que planees un maratón “Lupe-Reyes” saludable, que te diviertas y que no engroses las estadísticas de tragedias, enfermedades u obesidad propias de la cultura de la mexicana “alegría”.

http://twitter.com/omarcervantes67