Desde el gimnasio

La FMFF en el ojo del huracán

Si bien este año 2014 en lo que a eventos de talla internacional respecta, con la presencia del Mr. Olympia Amateur Latino que se celebrará del 13 al 15 de junio en Acapulco, para la Federación Mexicana de Físico y Fitness que preside Francisco Cabezas Gutiérrez parece ser un año en el que los deportistas y organizaciones se han decidido a expresar todas las inconformidades que existen en torno a esta asociación civil.
Dentro de las principales quejas que existen en todo el país en contra de la FMFF y sus afiliadas en los estados se encuentran principalmente temas relacionados a jueceos parciales en las competencias, discriminación de atletas y favoritismo a deportistas allegados a sus patrocinadores entre gimnasios, tiendas de suplementos deportivos, vendedores de ropas deportiva y de equipos para gimnasio, así como recientemente un descontento generalizado por pretender violar las garantías individuales de los mexicanos y amenazarlos con vetarlos de sus eventos en caso de competir en eventos de otras ligas o empresas.
Justo ayer en las redes sociales circuló un documento titulado "La FMFF en el ojo del huracán" en la que su autor que se firma como Liga Justiciera Deportiva de Físico y Fitness publica un reportaje de una revista que en el 2001 dio cuenta de cómo la FMFF y su presidente Cabezas Gutiérrez fueron entonces sancionados y desafiliados por la IFBB por asuntos menores que los que hoy se expresan y cuyas condiciones se han ido agravando en opinión de muchos.
Los motivos principales de aquella sanción fueron la violación del reglamento internacional de dopaje en atletas mexicanos, la falsedad de declaraciones y mentiras de la delegación mexicana en eventos internacionales y la denuncia de inclusión de jueces sin carnet oficial, para presuntamente favorecer en los resultados a los allegados de los directivos de la FMFF.
La misma publicación refiere que tiempo después la FMFF fue reafiliada gracias a una promesa que Cabezas Gutiérrez hiciera a los directivos de la IFBB para que el fisicoculturismo sea reconocido como deporte olímpico, presumiblemente gracias a las relaciones del mexicano con Mario Vázquez Raña y el Comité Olímpico Mexicano, lo cual en opinión de expertos nunca sucederá en primera instancia porque para ingresar a las filas del olimpismo tendría que desterrarse el uso de esteroides de esta actividad física, además de que es una disciplina de apreciación y no de competencia.
Es por ello que para la FMFF es importante este año hacer relaciones públicas con Rafael Santoja, presidente de la IFBB y lograr su simpatía con eventos como el que se realizará en Acapulco, mientras desafortunadamente para él crecen las quejas de los deportistas en México y los casos de dopaje en nuestro país están fuera de control y han cobrado vidas como las del campeón nacional Mike Padilla el año pasado en el que ganó un cuarto lugar en el ArnoldClassic Amateur y se preparaba para el Mr. México 2013, presumiblemente por exceso de sustancias exógenas.