Cambio de juego

Terminó la búsqueda

Todos hemos escuchado en más de una ocasión la frase que dice que "nadie es indispensable", pero en el León ¡cuánto han extrañado a Alexander Mejía!, quien ha estado lesionado desde la liguilla del torneo pasado.

El sustituto natural para la contención era Christian Valdez, y en las primeras 3 jornadas no hubo sorpresas, el dorsal número 26 fue el titular contra Pachuca, Necaxa y Pumas.

En la jornada cuatro hubo un cambio, Juan Cornejo apareció como titular en esa zona del terreno de juego. Por la posición en la que se desempeña normalmente, la lateral por izquierda, no es raro verlo recuperar un balón, además de contar con un buen disparo de media y larga distancia.

Para la jornada 5, parecía que la solución había regresado, Alexander Mejía reapareció con el equipo, sin embargo, fue el único partido en el que pudo tener actividad, ya que recayó en su lesión.

En la fecha seis, Cornejo salió nuevamente en ese puesto pero a Javier Torrente seguía sin convencerle su medio campo, así que en los partidos posteriores, intentó de nueva cuenta con Valdez, y en la jornada 8 con Carlos Guzmán, otro lateral. La búsqueda continuaba.

En el último encuentro de la fase de grupos de Copa Mx, contra Monarcas, sorprendió utilizando a un defensa central en esa posición que se quedó sin dueño. Diego Novaretti apareció más adelantado de lo que estamos acostumbrados a verlo y el argentino hizo un buen trabajo.

Así que en el siguiente partido de Liga, nuevamente vimos ahí a Novaretti, con esa labor distinta:recuperar balones y hasta aportar en ofensiva en ocasiones; y claro, también dándole solidez a la defensa del conjunto esmeralda, con las cualidades que de sobra mostró anteriormente en la zaga.

Con lo hecho por el defensa argentino, parece que terminó la búsqueda de Torrente por el hombre indicado para cubrir la ausencia que tanto le ha costado a la Fiera, pero ahora el tiempo les juega en contra.

Si bien, el margen de error para llegar a la liguilla es prácticamente nulo, un equipo como el León no puede tirar el torneo a la basura, sino sumar la mayor cantidad de puntos posibles, más allá de si logra calificar o no.