Cambio de juego

Un León falto de confianza


Es innegable que el León está atravesando por un momento muy complicado; ya no se puede hablar de un mal arranque, se ha ido un tercio del torneo y a este equipo le ha pasado de todo.

Empezando por los jugadores lesionados que ha tenido en estas 6 jornadas, sumados a la sanción a Diego Novaretti que lo dejó fuera por 6 partidos.

No ha habido una sola fecha en la que Javier Torrente pueda contar con su plantel completo y hasta se le han ido puntos en el último minuto de partido, es imposible no recordar lo que sucedió conlos verdes en la primera mitad del torneo pasado.

El técnico de la Fiera no ha podido encontrar su once ideal, eso que le funcionó la campaña anterior, en donde ver algún cambio era casi imposible, ahora, hemos visto cambios constantes y hasta a jugadores referentes en la banca.

Pero, ¿por qué dramatizar en ese tema? La banca también es parte del futbol, no es la muerte. Y menos para jugadores de tanta calidad, que en cualquier momento pueden despertar, cambiar un partido y aprovechar los minutos que tengan dentro del terreno de juego para retomar confianza y regresar.

Luego de la gran reacción que tuvo el conjunto esmeralda el torneo pasado, es un hecho que la exigencia ha aumentado para Torrente, ahora que pudo estar al frente del equipo desde el comienzo del Clausura 2017.

Tras la falta de resultados positivos, el técnico argentino ha intentado de distintas maneras, y puede acertar o equivocarse pero no quedarse estático ante tal situación, tiene que buscar hasta encontrar, no paralizarse; no puede morirse de nada.

Esa búsqueda no ha dado resultados, los números son fríos pero Javier Torrente tiene que encontrar la manera de que vuelva la confianza a su equipo y ese juego que mostraron el torneo pasado; son prácticamente los mismos jugadores, pero no las mismas circunstancias.

La confianza solo la dan los resultados positivos, ganar un partido más en Liga para el León es vital, un buen resultado te lleva a otros.

El encuentro de Copa Mx no es la solución, ni está cerca de serlo, en lo deportivo hay poco que ganar en estos momentos de la competencia, pero puede ayudar por lo menos a sumar una pizca de confianza, que tanta falta le hace a este equipo que ya no tiene tiempo que perder.