Tiempo de compensación

El torneo de la credibilidad

Una parte de la afición mexicana sigue sin creer en el proceso de Juan Carlos Osorio. Se nota que el colombiano no se ha ganado la confianza de algunos. Es evidente porque desde su presentación como entrenador del cuadro nacional el público no conectó con él. En los partidos del Tricolor, cada vez que el sonido local anuncia a los futbolistas, hay una ovación que se termina en cuanto se nombra al entrenador Juan Carlos Osorio. Hay silencio, o de plano, ligeros abucheos. La condición se agudizó cuando Chile les metió siete goles en la Copa América. Se esperaba que la mala imagen de aquella caída se olvidara con los buenos resultados, pero no fue así. Por más que el timonel ha cosechado puntos en la eliminatoria, no convence a los más reacios. Muchos afirman que no les gusta el estilo, otros que más bien no lo entienden, en fin, ‘peros’ hay muchos hacia el estratega. Otro más es que no le ha ganado a escuadras de peso. En el torneo Centenario derrotó a Uruguay, pero éste ni si quiera clasificó a la siguiente ronda, lo que habla de que no estaba en su mejor momento.

Así que una buena Copa Confederaciones, el imponerse a selecciones de jerarquía, sin duda le abriría una puerta muy distinta al colombiano, quien aunque no está para desafíos personales, es importante mantener esa armonía. Ese es uno de los retos que pudiera tener el timonel, una satisfacción adjunta en caso de triunfar y llevar por buen camino al Tricolor en este certamen, ya que si en algún momento de nuevo atraviesan por algún pasaje negativo, habrá algo a lo que podrá afianzarse. Algo bueno habrá hecho Osorio para tener buenos números, le resta demostrarlo en otro escenario. Esa es la prueba que muchos esperan.  

twitter@MINELLIATAYDE