Tiempo de compensación

La rotación no ha sido para todos

Al final, abraza entre sus logros el más preciado del futbol mexicano: La medalla de oro de los Juegos Olímpicos de Londres. Jesús Corona tuvo el honor de ser titular en aquel campeonato recordado por todos, el mismo en el que derrotaron a Brasil con todo y Neymar. Sin embargo, como todo profesional Chuy anhela defender el marco en la mayor de una manera menos esporádica. Con Juan Carlos Osorio, parecía, tendría más oportunidades. Las rotaciones eran la oportunidad perfecta para mostrarse más con esa casaca. Incluso, el colombiano le había dado juego a cuenta gotas, como en aquel partido de la Copa América ante Venezuela, pero en los últimos duelos no lo contempló. Ya son cuatro los partidos disputados del Hexagonal, en el que se han conseguido tres triunfos y un empate. Sin embargo, el portero de Cruz Azul no ha jugado ninguno. Feliz no está el cementero. En los duelos contra Panamá (0-0) y Costa Rica (2-0) Guillermo Ochoa estuvo en el arco. Alfredo Talavera fue titular frente a Estados Unidos (2-1) y Trinidad y Tobago (1-0). A ningún jugador le gusta estar en la banca y el caso de Corona no es diferente. Se nota en sus gestos, en sus palabras que algo le incomoda. Ayer, a la llegada al aeropuerto a la Ciudad de México, los medios de comunicación le pedían unas palabras y de inmediato, con toda seriedad, mencionó: “ahorita vienen los que sí jugaron”. Es verdad, al entrenador le agrada el estilo de Talavera, respeta la etiqueta y accionar de Ochoa, pero Chuy también ha demostrado calidad para defender el arco nacional, y ya que le gusta cambiar algunas piezas entre un partido y otro, se pensaría en que lo contemple, pero las rotaciones no han llegado a Corona en este Hexagonal.  

twitter@MINELLIATAYDE

La rotaciónno ha sido para todos

Alfinal, abraza entre sus logros el más preciado del futbol mexicano: La medallade oro de los Juegos Olímpicos de Londres. Jesús Corona tuvo el honor de sertitular en aquel campeonato recordado por todos, el mismo en el que derrotarona Brasil con todo y Neymar. Sin embargo, como todo profesional Chuy anheladefender el marco en la mayor de una manera menos esporádica. Con Juan CarlosOsorio, parecía, tendría más oportunidades. Las rotaciones eran la oportunidadperfecta para mostrarse más con esa casaca. Incluso, el colombiano le habíadado juego a cuenta gotas, como en aquel partido de la Copa América anteVenezuela, pero en los últimos duelos no lo contempló. Ya son cuatro lospartidos disputados del Hexagonal, en el que se han conseguido tres triunfos yun empate. Sin embargo, el portero de Cruz Azul no ha jugado ninguno. Feliz noestá el cementero. En los duelos contra Panamá (0-0) y Costa Rica (2-0)Guillermo Ochoa estuvo en el arco. Alfredo Talavera fue titular frente aEstados Unidos (2-1) y Trinidad y Tobago (1-0). A ningún jugador le gusta estaren la banca y el caso de Corona no es diferente. Se nota en sus gestos, en suspalabras que algo le incomoda. Ayer, a la llegada al aeropuerto a la Ciudad deMéxico, los medios de comunicación le pedían unas palabras y de inmediato, contoda seriedad, mencionó: “ahorita vienen los que sí jugaron”. Es verdad, alentrenador le agrada el estilo de Talavera, respeta la etiqueta y accionar deOchoa, pero Chuy también ha demostrado calidad para defender el arconacional, y ya que le gusta cambiar algunas piezas entre un partido y otro, se pensaríaen que lo contemple, pero las rotaciones no han llegado a Corona en esteHexagonal.