Tiempo de compensación

Osorio y su cita en la Confederaciones

Hasta ahora, Juan Carlos Osorio ha sorteado de la mejor manera los escollos con selección mexicana. Ha rotó ataduras que los verdes arrastraban, como el ganar en San Pedro Sula después de 50 años de no hacerlo, derrotar a Canadá en su casa, tras 23 años Y hasta de la más compleja, vencer a Estados Unidos en Columbus, lo que no se había visto antes.

Pero, arrastra aquel episodio de amargura que fue el 7-0 contra Chile en la Copa América Centenario. Difícil de olvidar para él y para todos. Más allá de los duelos de eliminatoria, en este tipo de torneos es en los que podemos deleitar y medir el potencial del Tricolor. En ese torneo se falló con tintes de dramatismo. Así que, más allá de los dos duelos que tiene en puerta ante Costa Rica y Trinidad y Tobago, el reto próximo es otro. La Copa Confederaciones. En Rusia los recursos del colombiano y de los mismos jugadores serán exigidos. Habrá algo de tiempo para entrenar con concentraciones fuertes, con rivales interesantes para la preparación. Y los enemigos en dicha justa tendrán la dosis que se necesita para poner a prueba al combinado mexicano. Ahí, darán razón de si el 7-0 fue un mero accidente, o si los tropiezos ante estas selecciones, más allá del marcador, reflejan la realidad del Tricolor. Después de esto, el conjunto azteca tendrá la oportunidad de alinearse para lo que resta de la eliminatoria, porque al final, el objetivo es llegar a la Copa del Mundo del próximo año. Hoy, Juan Carlos Osorio tiene mayor recorrido con el Tricolor, conoce mejor el medio, a sus jugadores, se ha empapado de lo que es dirigir a un combinado. Esa experiencia debe servir para conseguir resultados en los escenarios en los que México debe empezar a brillar.

twitter@MINELLIATAYDE