Tiempo de compensación

Los ojos de Almeyda en la tribuna

 

Los aficionados de Chivas aún guardan intacto el buen concepto que tienen de Matías Almeyda, porque el equipo atacó en sus primeros días como pocas veces se había visto en tiempos recientes.

Pero en el cuerpo técnico hay cierta tensión, saben que hay piezas que no están funcionando como en aquellos instantes iniciales del argentino con los rojiblancos.

Sentados en las últimas butacas de un palco en el estadio Azul, dos elementos de la institución detallaban los errores del cuadro tapatío en el duelo contra Cruz Azul. Con audífonos y radio en mano, mandaban a la banca los desperfectos que observaron en un partido que controlaron en el arranque, pero del que perdieron la brújula en cuanto se fueron al frente en el marcador.

Los puntos que destacaron en ese encuentro fueron:

1. No es posible que Miguel Ponce no hiciera las pasadas por la banda.

2. Orbelín Pineda tenía velocidad, pero no armó un contragolpe.

3. Perdían las marcas en medio campo y por eso cuando Cruz Azul atacaba, Benítez siempre quedaba solo.

4. Cuando entró al campo, Javier La Chofis López no tenía un solo balón.

5. A Carlos Peña le falta tranquilidad en tres cuartos de cancha.

6. Raúl Lopez no podía llegar al ataque. No ponía centros.

7. Isaac Brizuela no estaba pegado a la banda y cuando hacía la diagonal nunca le devolvían el balón.

Y en general la intensidad y la poca dinámica siempre la estuvieron cuestionando. Así que, en el interior de Chivas no hay tanta tranquilidad como la que aún existe en varios aficionados.

En el naciente Clausura 2016 suman dos empates, en los que no se han mostrado de la mejor manera, sobre todo en la defensa, y por ello tendrán que pulir detalles para sumar unidades y salir airosos de la voraz lucha por no descender.

Y es que Almeyda no puede estar tan tranquilo porque el pasado relata lo acontecido con los estrategas que han desfilado en la era de Jorge Vergara como dueño, quien al no ver la cosecha inmediata de éxito les da las gracias, y entonces viene otro que deslumbra en un principio y después le depara el mismo final.

Así que, por mucho encanto que haya despertado Matías a su llegada, lo que respaldará su continuidad con el Rebaño son los resultados, y para ello necesitará ajustar lo que no está bien.  

 

minelliatayde@yahoo.com.mx

twitter@MINELLIATAYDE