Tiempo de compensación

El ‘Maza’ no quiere reflectores

Desde que se anunció que lo pretendían en Europa, no faltó quien se burlara, quien preguntara si en verdad se trataba del mismo Francisco Javier Rodríguez de Chivas. Pocos concebían que fuera bien valorado en otros rumbos.

Con esa marca ha caminado durante mucho tiempo el Maza. Para muchos han destacado más sus errores que los buenos momentos. Por eso, siempre ha sido sigiloso en cuanto a su manera de dirigirse a la prensa. Son contados los que han podido arrebatarle una entrevista.

Y seguirá así, puesto que ahora que ha lucido con Lobos BUAP, no tiene la menor intención de aparecer en los medios de comunicación, de levantar la figura que en Cruz Azul se desgastó gracias a la casi inexistente actividad en Liga. Seguramente, mientras siga en activo se escucharán pocas palabras de él.

Desde que acabó la época dorada del Maza en el Viejo Continente (2012) no pararon los cuestionamientos. Muchos creyeron que se retiraría ya con América. Pese a todo, fue campeón en el 2013 con las Águilas, ya luego llegaron los tiempos difíciles con La Máquina.

Después del Mundial del 2014, el Maza se iba a retirar de la selección mexicana. Miguel Herrera, quien era el entrenador, lo convenció de esperar. Después, la salida del Piojo marcó su adiós. Algo parecido le ocurrió en la Liga. Un entrenador lo convenció de no irse por la puerta de atrás, porque con los celestes no había tenido los pasajes necesarios para finiquitar de buena manera su trayectoria.

Rafael Puente le ofreció desempolvar los botines. El Maza se dio gusto, y hasta el momento no le ha ido mal. Es una revancha interesante para el zaguero a quien tanto le han pegado, y al que pocas ganas le quedan de presumir ante una cámara y un micrófono.

twitter@MINELLIATAYDE