Tiempo de compensación

Jémez termina... a menos que

La idea es que el español termine este semestre. Y lo que lo mantiene aún son los detalles positivos que vieron en su estilo. Esos lapsos de embeleso le sirven para sostenerse; sin embargo, una seguidilla de partidos perdidos o una catástrofe lo dejarán en jaque. Es de suma importancia alimentarse de unidades en la tabla de cocientes. En la mente de los altos mandos hay análisis rápidos. Hay elementos con los que no se contarían la próxima temporada. Se ha dicho que el tiempo de Joao Rojas ha terminado. La directiva trabajará en levantar al equipo para el próximo torneo, no puede quedarse de brazos cruzados, pese a que matemáticamente, en el presente aún tienen esperanzas de Liguilla. Parece toda una hazaña. Sí, este Cruz Azul tiene latigazos de intensidad, de futbol vertical. Sí, Paco Jémez implementó estrategias de trabajo poco usuales en el futbol mexicano que conquistaron a sus jugadores. Sí, los futbolistas están convencidos del método del español, tanto que han salido a dar la cara por este proceso, aunque también han cambiado una que otra cosa, como lo de las concentraciones. Muchas piezas sueltas que unidas parecía que darían resultados decorosos, y que se diluyen en otro tropiezo. Nada fue como parecía. La Máquina vuelve a afligirse con el tema porcentual. Quedan seis encuentros, 18 puntos, que la directiva espera que se conquisten. Será hasta que concluya el torneo cuando se aclararán varios detalles. Por lo pronto, la “intención” es que se quede Jémez lo que resta del Clausura 2017. El plan principal era que cumpliera su contrato de un año, y al interior hay quienes están convencidos que con algunas modificaciones en el plantel, poniendo las piezas adecuadas a su sistema, Paco puede dar los resultados. ¿Será?  

twitter@MINELLIATAYDE