Tiempo de compensación

El día que Jémez dio día libre

Atrapado entre el sueño y la realidad, en su última conferencia de prensa, a Paco Jémez le resultó complicado defender el trabajo que ha hecho con Cruz Azul. El desconcierto por los resultados opacaron los lapsos de futbol vertical que ha tenido su equipo.

Esta situación ha dado pie a la crítica. Ya lo hizo Ricardo La Volpe, a quien siempre le ha gustado hablar fuerte. La mirada profunda, alejada de la condescendencia enmarcaron las palabras del entrenador del América, en las que insinuó que el español era un 'vendehúmo'.

Pero, ¿en qué momento Jémez ha prometido algo? Al contrario, ha sido franco en todo este tiempo, no se atrevía a hablar de un título, ya dejó en claro que en La Máquina ha visto lo que nunca antes en el futbol. Así que, no se ve cómo La Volpe pueda colgarle esa etiqueta. De lo demás, de los malos resultados, ahí sí se le puede juzgar.

El método de Jémez ha sido bien recibido por los jugadores. La mayoría están convencidos, aunque les sorprenden algunos detalles, les agradan sus formas. El estratega les da libertad, desde concentrarlos el día del partido hasta aquel día en el que llegó y dijo que el entrenamiento era libre.

¿A qué se refiere con libre?, mencionaron algunos. Pues, que hicieran lo que prefirieran, ya sea irse al gimnasio, a la alberca o tener alguna otra actividad. Ese es Paco, el que los sorprende y al que sus jugadores hoy respaldan. Lo único que le falta es que los números también lo hagan, porque hasta hoy no ha ganado nada. Las afición de Cruz Azul no requiere que su equipo juegue bien, y eso por lapsos, sino títulos, y si dejan ir más puntos, están condenados de nuevo a ni siquiera entrar a la Liguilla.

twitter@MINELLIATAYDE