Tiempo de compensación

Cruz Azul, y sus técnicos “timoratos”

No es exclusivo de Paco Jémez que pierda los estribos con La Máquina. En los últimos años, Cruz Azul ha sacado los demonios de sus técnicos. Eso sí, ninguno como el español. Sin embargo, los entrenadores que muchos han etiquetado como timoratos no lo han sido del todo.

El mismo Enrique Meza, previo a la Final de la Concacaf contra Pachuca en el 2009, se molestó con una pregunta que no tenía malicia, y después, ya sin cámaras y micrófonos, expresó su estrés ante todos los que veían que podía ser una oportunidad fácil para los cementeros, pero sobre todo, su tensión por darle ese título a su amado Cruz Azul.

A Sergio Bueno lo juzgaron por ser un estratega gris. Varios decían que no tenía el perfil para dirigir a los celestes. En números no lo fue, al menos el tiempo en el que le dieron la oportunidad. Eso sí, al interior del conjunto platicaban que para nada tiene un carácter blando. Incluso, se dijo que su estilo de disciplina hizo que chocara con Jesús Corona, Francisco Rodríguez y Julio César Domínguez.

Y otros que pasaron por el banquillo, pero que siempre han demostrado ser explosivos son Rubén Omar Romano, quien incluso cuando militó en Santos perdió su trabajo por una seña obscena hacia la tribuna. El mismo Isaac Mizrahi, quien en cierta etapa fue duro en su trato con la prensa, y hasta con los mismos jugadores. Además de Tomás Boy, un timonel siempre irónico, que explotó en varias ocasiones cuando dirigió a los cementeros. Todos ellos han mostrado ser de 'mecha corta' en ciertos instantes. Y a manera de enfatizar, ninguno como Jémez, quien sigue con la deuda pendiente de llevar a La Máquina a las instancias que se le ha pedido. Por ahora, ha dado más de qué hablar por su explosividad. Algo nada positivo y que pudiera matizarse un poco si se pone en contexto que en España, la mayoría de las veces, el trato entre presa y deportista es más frontal, por la cultura y formación.

twitter@MINELLIATAYDE