Tiempo de compensación

Cruz Azul y su tribuna incómoda

Mucho se piensa que los malos momentos en Cruz Azul han desatado la furia de un sector de la afición. Desde hace varios años, detrás de la banca de La Máquina varios aficionados se han levantado de sus asientos para juzgar e insultar al técnico en turno. El puñado de seguidores siempre se sienta en la misma zona. Así que, varios entrenadores han denunciado que son enviados para “reventarlos”, y no precisamente por sus resultados en el equipo, sino por las disputas que hay en el interior de la Cooperativa Cruz Azul. Así que, la sospecha es que aprovechan la crisis deportiva de los cementeros para complicarle aún más las cosas al presidente Guillermo Álvarez Cuevas. Hace tiempo se dijo que Alfredo Álvarez Cuevas era el responsable, por los pleitos con su hermano, pero ahora que ya no hay más enemistades entre ambos se descarta dicha situación, porque la exigencia de ese público continúa. Lo que sí es que cada timonel que toma las riendas del cuadro azul es enterado de lo que ocurre. Es por ello que, ante la provocación la mayoría no responde. El sábado pasado ya le tocó a Pedro Caixinha. Cruz Azul ganaba 1-0 al Puebla, pero a pocos minutos de concluir el duelo, le empataron el marcador (1-1), lo que desató el enojo de la afición. La mancha de seguidores ya citada explotó y comenzó a manotear al aire, y a gritarle de todo al lusitano. Hasta el momento, el timonel se ha mantenido tranquilo, pese a la crítica recibida, y sobre todo, pese a los insultos que le llueven de la tribuna. Además, los altos mandos le han recomendado a Caixinha no cometer el mismo error que Jémez y mantener la calma en todo momento. En fin, enviados o no, los aficionados tienen todo el derecho de exigirle a su equipo, de pedir más respeto a su presencia, porque La Máquina no está a la altura de todos los que lo apoyan. 

twitter@MINELLIATAYDE