Tiempo de compensación

La “cartera” y la “cantera” tienen su chiste

“Cartera contra cantera”, fueron las palabras con que Jesús Martínez, presidente del Pachuca, definió la Final entre su equipo y Monterrey. Al escucharlo, se pudiera demeritar el proyecto de Rayados, por aquello de que lo suyo se construye con dinero, pero los dos casos tienen su valor y complejidad.

Han sido muchos los conjuntos que han gastado millones y para nada se ha reflejado en sus resultados. En la buena elección de elementos, como lo ha hecho Monterrey, está el trabajo, y claro, después de eso, la jerarquía de cada uno debe dar dividendos en la cancha.

Del otro lado, bien lo decía Marco Garcés, director deportivo de los Tuzos, la labor de la cantera no se trata solo de darle oportunidad a los jóvenes de debutar en Primera División, sino de mantenerlos, aunque los primeros resultados no sean los deseados, el directivo y técnico deben ser conscientes que se debe apostar a la continuidad con ellos.

“Nosotros tenemos una idea clara de lo que son las fuerzas básicas, esto viene desde arriba. Nuestra idea es darle el respaldo a la gente que crece con nosotros y también establecer los lineamientos que conlleva este tipo de decisión”, comentaba Garcés.

Y también hay que sacar la cartera en un proyecto de esta magnitud: “Es una inversión fuerte en recursos, y después hay que tener la paciencia para que cuando los muchachos lleguen a Primera División se consoliden. Uno nunca va a ser capaz de dejarlos listos para Primera División, deben probar lo que es estar ahí, tener un recorrido”.

Así que, la fórmula que a ambos equipos los hizo llegar a la Final es muy respetable, y cada una tiene su chiste y su esfuerzo. 

minelliatayde@yahoo.com.mx

twitter@MINELLIATAYDE