Tiempo de compensación

Osorio prefiere ser prudente

Los principales tormentos de Juan Carlos Osorio con la selección mexicana no han sido fáciles de superar. La goleada que le propinó Chile en la Copa América Centenario y las actuaciones en la Copa Confederaciones dejaron maltrechas ciertas ideas y sentimientos del colombiano.

Aunado a eso, la crítica voraz también le ha hecho caminar por pasajes que no imaginaba, y aunque trata de hacer su trabajo, no pudo evitar mostrar cierto recelo hacia algunos medios de comunicación, según han relatado personas cercanas al timonel.

Es por ello que se alejó un poco del reflector. Únicamente apareció cuando era necesario, es decir, en las conferencias de prensa y ante aquellos medios con derechos de transmisión del Tricolor.

Antes de eso, el técnico era el que hablaba, el que atendía las entrevistas para no incomodar o saturar a los futbolistas. Eso se desgastó después de la Copa América Centenario.

Ahora, parece que Osorio está dispuesto a volver a la vieja rutina. Luego de que ya clasificó al Tricolor al Mundial de Rusia 2018 se nota más suelto, incluso en los entrenamientos con sus pupilos. Volvió a sonreír.

Qué bueno que el cuadro azteca firmó esos duelos en Europa para noviembre contra Bélgica y Polonia. Qué bueno que Osorio no cuida su puesto y su imagen al exponerse a dos enfrentamientos que no le serán sencillos, y que podrían dejar de nueva cuenta a los suyos en evidencia. Ojalá, y en los meses que faltan para el Mundial realmente Osorio encuentre el equipo y el nivel que sueña y que pueda colocar a esta selección, al menos un escalón arriba de los que siempre ha soñado la afición mexicana.

Por ahora, parece que el colombiano se ha recuperado de aquellos sinsabores y dolorosas lecciones que le dejaron los torneos de prestigio en los que ha participado el Tricolor.  

twitter@MINELLIATAYDE