Tiempo de compensación

“No se acaba la vida con un equipo”: Reinoso

Dicen que la justicia muchas veces se vuelve enemiga del futbol, y que en algunas circunstancias es difícil que un gremio entero se ponga de acuerdo de si existe o no porque este negocio tiene varios tintes subjetivos. Cuando se trata de la continuidad de entrenadores, más que apelar a la justicia, se echa mano del resultado inmediato, como en el caso de Carlos Reinoso con el Veracruz.

La semana pasada, antes de la Final de Copa, en una plática telefónica, el Maestro negaba que le molestaran los rumores sobre que los escualos ya buscan a Gustavo Matosas, y lo hizo con un tono no muy suave, aunque siempre cortés. “No me molesta, la gente puede decir lo que quiera. Los directivos tienen todo el derecho de buscar a quien quieran, cuando los resultados no se dan el primero que tiene que salir es el técnico, a mí me trajeron para salvar al equipo, lo clasificamos dos veces, ahorita hay que vivir el día a día y ya veremos qué va a pasar”.

Sin afán de perturbarlo, le preguntaba si ya había platicado con la directiva sobre su continuidad. No hubo una afirmación, pero dejó en claro que de irse, tampoco se le derrumbará la carrera. “Eso no me preocupa. Tampoco se acaba la vida con un equipo, tendré otras posibilidades de trabajar, a mí eso no me molesta”.

Es verdad que los torneos cortos han presionado a que los altos mandos quieran buenas cuentas de manera rápida, pero en este caso no hay que olvidar que Reinoso los salvó ya en dos ocasiones del descenso, y para eso lo contrataron. Al término del Apertura 2014, los del puerto se ubicaban en el lugar 17 de la tabla de cocientes. Para el Clausura 2015, torneo en el que Reinoso los tomó y los llevó a cuartos de final, quedaron en el sitio 15 del porcentaje. Y para el Apertura 2015 –en el que también llegaron a cuartos de final- concluyeron en el lugar 15.

Si es verdad aquello de que sondean a otros entrenadores, sería una lástima que por una mala campaña se le dé las gracias al entrenador.

En el futbol mexicano hace falta paciencia, proyectos largos. En este caso, al menos hay que darle tiempo a Reinoso para saber si este torneo fue uno de esos en los que además de un bajón de sus futbolistas, se conjugaron otras cosas (lesiones y expulsiones), o si ya es momento de decir adiós.  

 

minelliatayde@yahoo.com.mx

twitter@MINELLIATAYDE