Tiempo de compensación

Vergara y su idilio con Almeyda

Alejado de la jerarquía que dicta su historia, Chivas tendrá que esperar hasta el próximo año para pelear un campeonato. Pero por el momento, sus aficionados están tranquilos, porque Matías Almeyda le inyectó al equipo el “futbol vistoso” que tanto anhelaban, más allá de si pasaban o no a la Liguilla.

Ante esta situación, el dueño Jorge Vergara camina con soltura, y sonríe a su timonel. Y es que, también las entradas de los duelos de Chivas mejoraron con el argentino, y claro, todo va viento en popa.

Tan feliz está el mandamás rojiblanco que dicen, analiza cumplirle un par de caprichos a su entrenador (a quien por cierto, no le echó el ojo el señor José Luis Higuera como se ha dicho, él únicamente realizó la documentación y fue el enlace), es decir, refuerzos para el Clausura 2016 no elegidos por los directivos como sucede comúnmente. Hay que tomar en cuenta que en este periodo son pocas las altas.

Ojalá y el amor de Vergara hacia su timonel no sea de paso, como ha sucedido en su historia como rojiblanco. Para nadie es un secreto que el directivo es un tanto especial en su mandato, muchos dicen que no hay apertura al debate con él, y eso espanta hasta al más dócil.

Incluso, en una plática que tuvimos con Joel Sánchez, relataba que nunca ha tocado a la puerta de Chivas para conseguir un puesto, porque sabe bien la respuesta que encontrará.

“Chivas está muy inestable en la cabeza, y cuando eso sucede, el cuerpo tampoco funciona muy bien. Así que es muy difícil la situación”.

Y luego remató que, “trabajar algún día en Chivas lo veo muy difícil, por la situación tan inestable del dueño”.

Esa es la idea que ronda en varios integrantes del balompié azteca, unos que miran desde afuera y otros que ya estuvieron bajo las órdenes de Vergara, como el Tiburón, quien en su momento relató que eran muchas la exigencias de Jorge, demasiados eventos sociales y quincenas de multas en caso de no cumplir con las peticiones.

Y claro, están los que piensan que Vergara revolucionó el futbol mexicano, que le puso pimienta a sus desplegados, y que tiene una manera distinta de llevar las riendas de un equipo de futbol.

Ese es el panorama que se tiene en el conjunto rojiblanco, que espera solo ajustar un par de detalles, tomando en cuenta qué tan bien funcionaron los jugadores que actualmente posee.

Todos los capítulos son distintos y éste, parece, todavía tiene mucho qué contar. 

 

minelliatayde@yahoo.com.mx

twitter@MINELLIATAYDE