Tiempo de compensación

El “Maño” detrás de Toluca

A José Saturnino Cardozo le ha ido bien con Toluca, pero algo le falta para coronar sus buenos torneos. Con él, el cuadro mexiquense ha dado de qué hablar, no son lo espectaculares que quisieran, pero no juegan mal; sin embargo, en tres torneos lo han eliminado en semifinales, y en ese momento se derrumbó el esfuerzo.

Me platican que ante esto, y luego de que la temporada pasada fue la única en la que no clasificó a la Liguilla, el Diablo Mayor, como se le conocía en sus épocas de goleador con el cuadro choricero, decidió llamar a un viejo amigo para, a su lado, consolidar las desatenciones tácticas que había, y entonces, llegó Aníbal Ruiz para auxiliar al inicio de este Apertura 2015. Fue entrenador de Cardozo cuando éste era integrante de la selección de Paraguay. Así que, al Maño le adjudican el orden que hay en el conjunto toluqueño y un gran aporte en la decisión que se tomó de traer a los refuerzos. Sin demeritar el trabajo del entrenador, que al final es la cabeza.

La determinación de la directiva escarlata de reforzar esa parte con alguien con el que Cardozo se sintiera cómodo, por supuesto, se debe a que quieren continuar con el proyecto por un largo tiempo, al menos hasta el 2017, año en el que se habrán terminado las remodelaciones del estadio Nemesio Diez, y también fecha en la que el Toluca celebrará su aniversario 100.

Ya para ese gran evento, los altos mandos se rehúsan a prescindir de la presencia de José Saturnino. ¿Cómo una celebración tan importante se llevaría a cabo sin uno de los ex futbolistas más sobresalientes, el que tantos goles metió, y tantos momentos de éxito les dio? Quieren que sea algo así como el padrino de lujo, y quitarlo de la dirección técnica no sería lo más adecuado para esos planes.

*BOY SE LO TOMA EN SERIO

Varios representantes de los medios de comunicación están molestos porque Tomás Boy canceló algunas entrevistas que ya tenía programadas. Se podría pensar que es petulancia, porque durante años el Jefe ha tenido algunos desaires con los periodistas, pero platican personas allegadas a él, que el estratega está muy metido en el trabajo con La Máquina, que está obsesionado en no fallar, porque sabe bien que ésta es una gran oportunidad para consolidar su trayectoria, que en los celestes tiene reflectores, y lo que haga, bueno o malo, podría magnificarse. Eso sí, su idea es llegar alto, conseguir títulos con los cementeros, porque Boy le apunta a lo más alto, a dirigir a la selección mexicana. Dicen que ahora sí, quiere hablar con hechos y no con palabras.

 

minelliatayde@yahoo.com.mx

twitter@MINELLIATAYDE