Tiempo de compensación

Carlos Vela, aptitud vs. actitud

Los goles parecían el mejor argumento para que la afición española y los medios de comunicación le colgaran la etiqueta de que sería el “sucesor de Hugo Sánchez”. Él se dejaba querer, agradecía, y daba el clásico discurso de que aún le faltaba camino para llegar a esos niveles.

En aquellos días, visitamos a Carlos Vela en Salamanca, España. Durante el entrenamiento era de los que más se esforzaba y aquellos espasmos de talento brincaban por encima de varios de sus compañeros.

Había pocos, pero Carlos atendía a los aficionados que se encontraban afuera del club. La prensa lo buscaba para preguntarle si en verdad su carrera se asemejaba a los inicios del Pentapichichi, pero desde aquellos días las cámaras y micrófonos no eran su fuerte.

Aun así, regaló unos minutos, recalcó planes y sueños, apuntaba a lo grande en Europa, pese a que siempre ha dicho que el futbol no es su gran pasión. Las expectativas eran muchas, tiene el talento necesario para hacer una historia más que buena en Europa, pero, por ahora, sigue en el camino, pese a que es bien valorado en la Real Sociedad.

La practica le dio un buen nombre en el gremio, pero lejos está de disfrutar el futbol como único motivo. Y quizá por ello, aquella chispa que aún se le veía en el Salamanca, se fue transformando al grado que no se ilusionó con su selección, ni con un Mundial.

Vela se encerró en un mundo en el que no tiene que lidiar con lo que no le agrada de su oficio. Así que, si en sus primeros pasos en el Viejo Continente tenía unos minutos para la prensa, en la actualidad, son contados los que cuentan con ese detalle por parte del delantero. Por supuesto, los medios mexicanos estamos, por ahora, lejos de estar en su órbita nuevamente.

Recién regresó al Tricolor se esperaban un cambio en ese sentido, pero no sucedió. El resto de sus compañeros pueden detenerse y él siempre pasa de largo con su habitual sonrisa.

En España, cuando vivía sus mejores momentos con la Real Sociedad, se rumoraba que podía estar en la órbita del Real Madrid, desde México parecía exagerada aquella versión, y al final quedó en una mera especulación. Su estilo no es bien visto por muchos, y de ser cierta la versión que circuló, tampoco ayudará mucho su actitud. Apenas ayer no se presentó a la práctica de la Real Sociedad, y el domingo pasado se le vio en Madrid en el concierto de Chris Brown. Se dijo que tenía gastroenteritis, muchos lo dudan. Lo multarán, seguramente.

Si quisiera, Carlos Vela podría dejar una huella importante, pero a veces, parece, que se rehúsa. Y es evidente, y los números respaldan, que lejos está de los logros de Hugo Sánchez. 

 

minelliatayde@yahoo.com.mx

twitter@MINELLIATAYDE