Tiempo de compensación

Boy necesita mejorar relaciones

Cuando llegó al timón de Cruz Azul, la primera incógnita que surgió era saber cómo llevaría su relación con elementos con los que antes se había ‘peleado’, Christian Giménez, Jesús Corona y Fausto Pinto eran algunos nombres. Tomás Boy suavizó cualquier tema áspero con ellos, los trató como los líderes que son en el vestidor, y en ese instante había tranquilidad.

Al paso del tiempo, y de los resultados que no llegaban, Boy le dio salida con discreción a Pinto, y no solo eso, algunos destellos de mal carácter no gustaron. Marc Crosas tampoco fue del gusto del entrenador, y tuvo que buscar otra opción. Pasaron los meses, los números no eran lo que se esperaba, y en el interior no todos estaban a gusto. Francisco Rodríguez fue otro de los que no consiguieron esa armonía con su DT, porque éste le perdió la confianza en la cancha. Así que lo hizo a un lado. El entrenador tiene carácter, sí, se dijo que eso necesitaba Cruz Azul, pero todo parece indicar que esa garra no ha sido bien encaminada, y más que gloria le ha dado sinsabores al vestidor. Ahora en los pasillos de La Noria ronda el rumor que Joffre Guerrón y Jorge Benítez no se sienten a gusto con Tomás. El episodio con Benítez que desató lo anterior fue que, tras su participación con su selección, el jugador regresó tarde; entonces, el técnico aseguró que le iba a imponer una sanción, pero como el equipo se venía abajo, no hubo tal, y lo metió al campo. Aunque Joffre padeció sobrecarga muscular, no ha tenido la regularidad esperada. Boy quiere tomar las riendas del equipo, pero su intensidad ha roto su relación con algunos personajes. ¿Son buenos o malos sus métodos? Por ahora, los números no le dan la razón.  

twitter@MINELLIATAYDE