Hablemos de Beisbol

Premios en Grandes Ligas

En el inicio de la semana pasada se empezaron a otorgar los premios a lo mejor de la temporada del 2017 en el beisbol de Grandes Ligas. El primero de ellos fueron los novatos del año y como se dijo en la columna anterior no hubo sorpresas.

En la Liga Americana el premio fue para el toletero de los Yankees, el jardinero izquierdo -por cierto un excelente jardinero- Aarón Judge, quien resultó electo por unanimidad, recibió los treinta votos para el primer lugar, es apenas la cuarta vez en la historia de las Grandes Ligas que los novatos son electos unánimemente; antes fueron en 1987, en la Nacional, el de Puerto Rico, Benito Santiago, y paradójicamente en la americana Mark McGwire, a quien Aarón rompió su récord de 49 cuadrangulares. En 1993 Mike Piazza en la Nacional y Tim Salmon en la Americana, y en 1997, Scott Rolen en la Nacional y Nomar García Parra en la Americana, por cierto este pelotero, al que su padre le quiso poner el nombre de Ramón, y su madre no quería, simplemente la engañó y le puso este nombre que al leerlo al revés.

En la Liga Nacional también fue electo unánime el primera base de los Dodgers, Cody Bellinger, quien rompió el récord de 38 cuadrangulares de Frank Robinson y conectó 39; ambos premios bien merecidos.

Después vino otro de los premios más codiciados, el del Jugador Más Valioso, en la liga Americana el ganador fue el venezolano de Houston José Altuve, que fue campeón de bateo con .346, además en el 2016 también fue con .338 y en el 2014 con .341, conectó 24 cuadrangulares y produjo 81 carreras; Altuve se convirtió en el segundo venezolano en ganar este premio, antes fue Miguel Cabrera en 2012 y 2013, Altuve obtuvo 27 de 30 votos al primer lugar.

En la Liga Nacional ganó el jardinero de Miami, Giancarlo Stanton, quien también obtuvo 27 de 30 votos, bateó .281, 59 cuadrangulares y 132 producidas; este pelotero tiene 267 cuadrangulares en ocho temporadas a un promedio de 33.

El otro premio importante es el Cy Young que se da al mejor lanzador en ambas ligas, es el único premio que tiene un nombre de un pitcher que ganó 511 juegos en su vida.

En la Liga Nacional lo ganó el pitcher de los Nacionales de Washington, Max Scherzer, que tuvo récord de 16-6, 2.51 en carreras limpias y en 200 entradas ponchó a 268, Max ya había ganado este premio en 2016 y en 2013 y se convirtió apenas en el décimo pitcher que tiene al menos tres trofeos de este premio, también obtuvo 27 de 30 votos.

En la Liga Americana el ganador fue el lanzador de los Indios de Cleveland, Corey Kluber, quien se caracteriza por la potencia de sus lanzamientos, tuvo marca de 28-4, con 2.25 en carreras limpias y en 203 entradas ponchó a 265, tiene 4 temporadas con 200 o más ponches y en 6 temporadas en 1,091 innings ha ponchado a 1,201 con promedio de 200 o más por temporada.