Hablemos de Beisbol

De héroe a villano

Ni duda cabe que en todos los deportes, los sucesos en cuanto a un deportista van del cielo al infierno; y ahora en esta Serie Mundial entre Mets y Reales este hecho le tocó vivirlo al pelotero y segunda base de los Mets, Daniel Murphy.

Murphy que había tocado el cielo en los primeros playoffs, donde había impuesto el récord de seis cuadrangulares en juegos consecutivos, y siete en estos juegos; ahora en la Serie Mundial le tocó estar en el infierno y fue el chivo expiatorio, pues le entró el factor del pánico en una Serie Mundial y fue el causante, primero, con su errático fildeo de dos derrotas y en otro contribuir a la misma.

En el juego de catorce entradas, un error suyo dio paso a la derrota de 5-4 de su equipo, después en el juego en que Mets estaba adelante 2-1 y en la parte baja del quinto inning una rola también le hizo un error, y cuando un juego va tan apretado, un error al primer bateador descontrola a cualquier pitcher y su error motivó un rally de cinco carreras para perder 7-2 y en otro partido, otro error suyo cuando Mets perdía 3-2 fue factor para la derrota final.

Vuelvo a insistir este pelotero no nada más fue la falla en su fildeo, si no que su bateo fue nulo y se fue de 20 veces al bate con solo 2 hits y ninguna carrera producida.

Otro que ayudó a la derrota de Mets, fue el manager que en el juego del domingo tuvo dos pésimas decisiones, una fue el dejar batear al pelotero Yoenis Céspedes cuando estaba visiblemente lastimado en su rodilla por un lanzamiento, y el otro dejar lanzar la novena entrada a su pitcher Matt Harvey cuando tenía casi 100 lanzamientos.

Así como hay un chivo expiatorio, también hay un héroe, y en este caso fue el cátcher de Reales, Salvador Pérez, quien fue declarado el Jugador Más Valioso de la serie, esto debido principalmente a su coraje y valentía cuando fue golpeado más de siete veces en la careta continuando en el partido.

Datos interesantes

Varios hechos se dieron en estos playoffs y la Serie Mundial. En el juego que ganó Kansas 9-3, jugaron 14 peloteros latinos, 5 por los Mets, Céspedes, Familia, Lagares, Flores y Uribe; y 9 por Reales, Escobar, Pérez, Ríos, Herrera, Morales, Kendry, Morales, Ventura, Mondesi y Orlando; por cierto Orlando es el primer pelotero brasileño que juega en Serie Mundial y Mondesi el primero que juega sin haber jugado un sólo partido en Grandes Ligas.

Alcides Escobar llegó a 23 hits en juego de post temporada, rompiendo el récord para un parador en corto que tenia Derek Jeter con 22.

Con los dos juegos de extra inning de 12 y 14, rompieron el récord de 10 y 12 entre Yankees y Arizona en el 2001; pero el récord de juegos en extra inning en la Serie Mundial de 1990 entre Atlanta y Minnesota con 3.

Los 44,858 aficionados es récord en el parque City Field. Lorenzo Cain se convirtió en el jugador de Reales con más robos con 5 y desplazó a Amos Ottis en 1978, Willie Wilson en 1985 y Alex Gordon en 2014 y además extendió su racha de 20 juegos envasándose desde el 2014, el récord pertenece a Miguel Cabrera con 31 en 2011-2013. Hasta la próxima.