Hablemos de Beisbol

Todavía viven

Por fin el famoso Clásico de Otoño se está llevando a cabo entre los Indios de Cleveland y los Cachorros de Chicago.

El primer juego disputado en Cleveland, como ya es costumbre, la liga que gana el Juego de Estrellas inicia como local la Serie Mundial y como ganó la Americana inició en Cleveland.

En el primer juego, los Indios ganaron 6-0 a los Cachorros, la base del triunfo fue el magistral pitcheo del estelar de Cleveland, Corey Kluber, quien lanzó 6 entradas con sólo 4 hits y 9 ponches; los relevos de la muerte de Cleveland, Miller y Allen, poncharon a 6 para dar un total de 15 ponches; lo más lamentable, que se ha dado en todos los partidos, es la falta de bateo oportuno de Chicago que dejó a 9 hombres en base.

En el segundo, ganó Chicago 5-1 con un buen picheo de Jack Arrieta que en 5 entradas dos tercios, sólo le dieron 2 hits y ponchó a 6, más 8 del relevo, hicieron 12 ponchados, Chicago recibió 8 ponches para un total de 20, Chicago dejó 8 en base, perdió Trevor Bauer.

En el tercero, ya jugando en el estadio de Chicago, que data de 1914, otra vez Indios blanqueó a Cachorros 1-0, ni Tomlin, ni Hendrick ganaron, fue el relevo, el ganador Miller y perdió Edwards, 8 ponches de Cleveland por 10 de Chicago, otra vez 20 ponches y para variar Cachorros dejó 7 en base.

En el cuarto, Cleveland ganó 7-2 con otro buen pitcheo de Kluber, quien en 6 entradas, le dieron 5 hits y ponchó a 6, por Chicago perdió J. Lackey, Cachorros ponchó a 10 y Cleveland a 8 para 20 ponches, una vez más Chicago dejó 6 en base, la serie se puso 3-1 a favor de Indios.

En el quinto, en uno de los mejores juegos que he visto en las Series Mundiales, Cachorros ganó 3-2 en un trepidante partido, que por lo menos a un servidor que le va a Cachorros, me tuvo al borde de mi asiento desde la sexta entrada en que el marcador se puso como terminó 3-2.

Para mí, la jugada clave del partido la dio en la cuarta entrada, cuando con hombres en primera, como en segunda, con un out y la pizarra empatada a 2 y al bate el portorriqueño, Javier Báez, quien llevaba una buena cantidad de ponches y con la picardía del jugador latino, tocó la pelota y dejó la casa llena para que D. Ross con un elevado trajera la tercera carrera, un relevo magistral de 2 entradas dos tercios del cerrador A. Chapman, el cual realizó 42 lanzamientos, fue la clave del partido, Indios ponchó a 14 y Cachorros a 9 para un total de 23, una vez más, Chicago dejó 8 en base, que en 5 partidos, suman 31 dejados en base.

Las serie se va Cleveland el martes y miércoles, el martes el duelo será entre J. Arrieta y Tomlin, lo más seguro es que gane Arrieta y Chicago, lo difícil está en el séptimo juego, en que lance otra vez Kluber pero con sólo 4 días de descanso, la moneda estará en el aire.

Como dato complementario, equipos que han ganado 100 o más juegos, sólo 27 han sido campeones y 37 no, sólo 5 equipos han ganado la serie en desventaja de 1-3.