Hablemos de Beisbol

Sólo una desgracia les quitaría el campeonato

Hasta este lunes que se escribe esta columna, los Pericos de Puebla están en la antesala de ganar el campeonato de la Liga Mexicana en esta temporada, pues cuando faltan tres partidos por jugarse, Pericos que está arriba 3-1, sólo necesita una victoria para el campeonato, y este lunes 12 puede obtener el campeonato en su casa.

Historia de la final

La serie comenzó en Tijuana debido a que el Juego de Estrellas lo ganó la Zona Norte. En el primer partido, en que también Pericos protagonizó otro gran juego, y como se dice en esta clase de partidos, en que se está empatados a ceros en la novena y que se resuelven con un cuadrangular y así fue, en que Dustin Martin al segundo lanzamiento de Bustamante le prendió una recta y se la depositó por todo el jardín central, antes un gran pitcheo del de Cosamaloapan, Orlando Lara, al que en 8 entradas sólo le dieron dos hits.

En el segundo, Pericos consiguió la victoria 6-3 con pitcheo del experimentado, Travis Blackley, quien en 5 entradas 2/3 aceptó sólo 4 hits y 3 carreras, buenos relevos de Barradas, Heatht y salvamento de Gaudin, perdió el estrella de Tijuana B. Enright a quien lo atacaron desde las primeras entradas haciéndole 4 carreras, bateo de Morgan y Taveras, Barton de 4-2, una producida y Tapia de 4-3 con 1 producida.

Con la serie ya en Puebla, se jugó el tercero con un lleno impresionante en el Hermanos Serdán y Pericos ganó el partido 8-5 con pitcheo de Mauricio Lara, quien en 7 aceptó sólo 8 hits y una carrera, ponchó a 4, mal relevo de Luego quien no sacó out y aceptó 3 carreras, en cambio buenos relevos de Suárez y salvamento de Gaudin, ahora la artillería poblana conecto 4 cuadrangulares de Manny, Barton, Tapia y Rivera.

En el juego del domingo, Pericos ganó 5-1 y puso la serie adelante 3-1, buen pitcheo de Héctor Galván, quien a pesar de que tenía 21 días sin lanzar por un problema en su dedo, lanzó 5 entradas con 5 hits, 1 carrera y 3 ponches, buenos relevos de Torres y Heath, producidas de Barton 2 y Tapia.

Ahora Pericos tiene una gran oportunidad de coronarse en su estadio en que lanzará el veracruzano, Orlando Lara, del que se tiene una gran confianza para que nos dé el campeonato.

Puebla no se corona desde 1986 o sea que han transcurrido 30 largos años sin el ansiado campeonato y en ese año fueron los Ángeles Negros que ganó 4-1 en la final a los Tigres, en la temporada en que Willie Aikens impuso récord de bateo con .454. Otra final que disputó ahora como Pericos fue en 2010 en que Saltillo ganó 4-1 y la otra en 2014 en que los Diablos Rojos nos barrieron 4-0.

Si se logra este campeonato, fue la promesa que le hizo a la afición poblana el dueño del equipo, Gerardo Benavides Pape, el cual estamos seguros que lo logrará; pero hay que reconocer a los aficionados poblanos que en los seis partidos de playoffs han abarrotado el Estado Hermanos Serdán y se han entregado con gran entusiasmo a su equipo como nunca se había visto.

P.D. Nos vemos en el Serdán hay que llevar las sidras para celebrar el campeonato.