Hablemos de Beisbol

Series cruciales ante Delfines

El día 14 de agosto termina la temporada regular de la Liga Mexicana, a casi un mes de que esto suceda los Pericos de Puebla tendrán en el curso del inicio de esta semana y la próxima dos series cruciales ante el líder Delfines. No me explico por qué estas dos series, la primera que se inicia el 8, 9 y 10 y después 15, 16 y 17 se tienen que jugar en la sede de los Delfines, además el día 11 no hay juego y el sábado 12 doble juego, acá en Puebla ante Campeche para rematar el domingo.

Bueno, decimos que ante Delfines serán series importantes puesto que en estos seis juegos Pericos tiene la oportunidad de alcanzar al líder que hasta el domingo saca dos partidos de ventaja a Tigres y 3.5 a Puebla, en esta serie la novena verde puede alcanzar el primer lugar, el segundo o quedarse en tercero, de todas maneras la parvada esmeralda tiene asegurado su pase a los playoffs.

En las pasadas series, ante Saltillo, el primer juego se suspendió, el segundo el día se programó doble juego y en el primero de la tarde, cuando Pericos ganaba en la cuarta 6-0, el partido se suspendió por un tremendo aguacero que ni siquiera dio tiempo a colocar la lona completamente, quedando la tercera base inundada, pero increíblemente este juego se reanudó con los jardines encharcados y el juego lo ganó Pericos 14-3, el segundo juego programado se suspendió.

El día 3, otra vez doble juego, el primero Saltillo ganaba 4-0 en la cuarta, ante la amenaza de lluvia el manager de Pericos hizo tácticas dilatorias y el juego se suspendió cuando llovió, al igual que el segundo programado. La Liga Mexicana debe tomar cartas ante estas situaciones sobre todo con respecto a los umpires que no tienen una clara y concreta decisión ante estos casos, recordemos el pasado juego en el Foro Sol, que con lluvia constante y el campo en pésimas condiciones, el juego continuó.

El viernes 4 vino Aguascalientes y ganó el primero 5-0 con excelente pitcheo de Fredy Quintero quien en 5 entradas y dos tercios sólo aceptó dos hits y ponchó a ocho, creo sin temor a equivocarme que a los Pericos en casa no los han blanqueado más de dos veces, por ello es relevante la labor del pitcher.

El sábado Pericos ganó 8-2 con pitcheo, una vez más, del maestro Andrés Meza, quien puso sus números 7-4 con 3.0 en carreras limpias. Pero lo mejor de ésta y muchas series vino en el juego del domingo, en un duelo trepidante Aguascalientes ganó 8-6, el juego empezó mal para Puebla, pues a Lauro Ramírez lo atacaron en dos entradas con 6 hits y 3 carreras, la novena verde se acercó 2-3 hasta la sexta, pero en la séptima, los emplumados hicieron un rally de tres, en el que el batazo clave lo dio Berroa que produjo dos. Todo indicaba que con ventaja de 5-3 Pericos la tenía fácil, ante buenos relevos de Mario Zapari, que en cuatro no aceptó hit, Conrado Garza y Marco Zabala en una entrada cada uno tampoco aceptaron hit, pero el manager Joe Álvarez jaló por su “cerrador” Pedro Rodríguez, siempre he asegurado que un cerrador no debe lanzar más de una entrada y esto sobre todo porque Pedro había lanzado el día anterior 1 entrada dos tercios, y las consecuencias fueron malas en el juego del domingo, pues en dos tercios de inning le conectaron 3 hits, 1 base por bola y un golpeado, el beisbol castiga y sucedió en este juego, todavía Pericos llenó la casa en el cierre de la novena y anotó una por elevado de sacrificio, pero el ex Perico, Luis Ramírez, ponchó a Jonathan del Campo terminando así este trepidante encuentro.