Hablemos de Beisbol

Pasaron largos 55 años para que Cuba ganara otra Serie del Caribe

Bueno, también llegó a su fin la Serie del Caribe y se coronó el equipo representante de Cuba, los Vegueros de Pinar del Río, y efectivamente tuvieron que pasar 55 años para que un equipo cubano se coronara campeón de esta serie, pues el último fue el equipo Elefantes de Cienfuegos en 1960; pero recordemos que en 1961, al llegar al poder Fidel Castro Ruz, prohibió el beisbol profesional en la Isla, anteriormente Cuba jugó en la vieja Serie del Caribe de 1949 a 60 y en esos 11 años ganó 7 campeonatos.

Como lo vaticine en el artículo anterior, donde dije que los campeones serian los equipos representativos de México o de Cuba, así sucedió, pues en la final en un juego emocionante Pinar del Río venció 3-2 a Tomateros de Culiacán, ganó basado en un buen pitcheo del abridor Yosvani Torres quien lanzó 6 entradas con sólo 2 hits y sin base por bola, el batazo clave fue un cuadrangular de Yulieski Gurriel (el de los nombres raros) en el octavo episodio que definió el partido y además un relevo final, del de las tremendas rectas que portaba el numero 94, Héctor Mendoza; para comprender la diferencia, Cuba conectó 11 hits contra sólo 4 de México, bien decimos que el factor principal en el beisbol es el pitcheo y así se demostró.

En esta serie, como lo analicé anteriormente, dije que se carecería de cañoneros y así se vio, pues en toda la serie de 19 partidos sólo se conectaron 6 cuadrangulares, no existieron ni existirán grandes cañoneros y esto se debe a que los equipos de Grandes Ligas no otorgan permisos a sus estrellas latinas para asistir a este clásico.

Es necesario aclarar que el formato en el que se juega esta serie, permite que un equipo como el cubano, termine en la primera ronda en último lugar junto con Puerto Rico con 1 ganado y  3 perdidos, en cambio Venezuela con 4-0 y Cuba y Dominicana con 2-2; en la semifinal Cuba le ganó a Venezuela 8-4 y fue el marcador más abultado de la serie y en el otro partido Cuba venció a Dominicana 5-4.

El jugador más valioso fue el cubano Frederich Cepeda, que bateó .471 con 7 producidas en la que fue líder.

Equipo ideal

Cátcher, Carlos Paulino (Dom); primera base,  Balbiuno Fuenmayor (Ven); segunda base, Yulieski Gurriel (Cub); tercera base, Luis Yander (Cub); short stop, Héctor Gómez (Dom); jardinero izquierdo, Leury García (Dom); jardinero central, Rico Noel (Mex); jardinero derecho, Elian Herrera (Dom) y bateador designado, Frederich Cepeda (Cub); pitcher, Terence Marín (Mex) y relevista, Héctor Mendoza (Cub).

Por cierto, el nombre cubano del equipo Vegueros significa: un puro hecho artesanalmente de una sola hoja enrollada y Pinar del Rio es el principal productor de puro de Cuba.

El día 5 de febrero murió un inmortal del beisbol mexicano, Francisco “Panchillo” Ramírez Conde a la edad de 86 años, “Panchillo” como se le conoció, entró al Salón de la Fama en 1982; en 1956 con los Diablos Rojos del México ganó la triple corona de pitcheo con marca de 20-3, 2.25 en carreras limpias y 148 ponches, por cierto, en este equipo Alonso Perry ganó también la triple corona de bateo, “Panchillo” terminó con 184 ganados por 161 perdidos y 3.69 en carreras limpias, también en la antigua liga de la costa del pacifico tuvo marca 107-83, creo que es de los pocos lanzadores con 100 triunfos en verano e invierno; el llamado también “Mano Bruja”, tomó este apodo pues de niño se cayó de un árbol y en su mano se le formo una callosidad que hacía que tuviera su mano como tullida y dicen que por ello tenía más efecto  sus lanzamientos de curvas.