Hablemos de Beisbol

Ángel Berroa-Joe Álvarez

Sin lugar a dudas el beisbol es una caja de sorpresas, el lema “esto no se acaba hasta que se acaba” y “el juego termina hasta que se canta el último out” es verídico; y para muestra fue el juego del domingo, en que a pesar de una cómoda ventaja de 5-1, yo creo que el manager Joe Álvarez pecó de confiado por el manejo que hizo en la octava entrada, donde los Diablos fabricaron un rally de 3 y otras 2 en la novena para ganar 6-2.

Una verdadera lástima, en primer lugar, para los entusiastas aficionados y para la demostración que llevaban Sandy Madera, que había conectado tres cuadrangulares, y el pitcheo de Héctor Galván, al cual sólo le habían conectado 4 hit y una carrera.- En un juego clave como era este para seguir con aspiraciones para ganar el campeonato, no se pudo y ahora se complica todo, principalmente con la problemática de los lanzadores Andrés Meza y Sergio Espinosa.

Ahora comentando el titulo, sin lugar a dudas los dos fueron factores de la derrota, Berroa con su pésimo y errático fildeo y Álvarez con sus pésimos cambios.

Me vino a la mente la final de 2010 contra Saltillo, una jugada también del entonces manager “Houston” Jiménez quien trajo de emergente a Willis Otáñez quien respondió con hit, pero lo grave fue que lo puso en primera base, en la novena, a pesar de estar lastimado, y fue un error de Otáñez a una rola que al tirar a segunda base la mandó al jardín y este fue la diferencia de que ganara Saltillo 6-5 y que Pericos llevaba ventaja de 5-4, ¡Muchas coincidencias con el juego del pasado domingo!

Ahora en este 2014 en la octava entrada, cuando vi calentando a Iván Gamero, pensé que el cambio sería para sacar a Berroa que estaba muy nervioso y tenía dos errores, grande fue la sorpresa de que el cambio fue por Taveras quien había hecho un atrapadon y lo peor fue poner al novato inexperto Julio Pérez en primera cuando tenía 19 juegos sin jugar, para un servidor los errores tácticos también cuentan en la derrota.

Y en la octava con hombre en primera y segunda con dos outs, una fácil rola a Berroa, quien tiró picado a primera, escapándosele la pelota a Pérez, anotando los dos hombres, Tapia con su calidad de cátcher tiene facilidad para retener este tipo de lanzamientos. Aunque se carece de pitcheo he insistido que un cerrador es para una entrada, y sucedió lo lógico, que a Pedro le anotaron las dos carreras de la derrota.

Para cerrar, en la baja de la novena vendría al bate Taveras y sucedió el por qué lo sacaron, un emergente que falló.

En el 2010 comenté en el palco con Ernesto Jerez, comentarista de ESPN, qué opinaba del “Houston” y me dijo que: “un manager que no defiende una ventaja, no es manager” ahí dejo los comentarios.

Petición

A la nueva directiva, solicito a ustedes su intervención para que no se den actos bastantes visibles como los revendedores y actos de injusticias, sobre todo dentro del parque, en que ví como quitaban aficionados de sus lugares para dárselos a otros recomendados, y en otro caso concreto, el del encargado del bar, que mandó quitar a unos fieles aficionados de la barra, que además consumen más de 2 mil 500 por juego.