Solo para Fans

Se va a poner bueno

Son de esos raros momentos en los que hay una justicia y los mejores son los que se van a enfrentar. Muchas críticas hubo acerca de que equipos con marca perdedora calificaran a los playoffs en la Zona Sur, pero Quintana Roo y León ya no están, fueron sacados de la fiesta con una escoba, mientras en la Zona Norte se veía a Monclova y Aguascalientes como conjuntos que estaban jugando al mismo nivel que Monterrey y Tijuana, pero ambos también ya están descansando. Así que las cuatro mejores novenas son las que llegaron al penúltimo escalón.

Pero yendo más allá de los récords y posiciones que tuvieron en la temporada regular, hay dos puntos que quiero destacar: por primera vez en la historia se repiten en años consecutivos las finales de zona y entre esos equipos no están ni Diablos ni Tigres.

¿Qué se puede sacar de eso?

Aclarar primero que no es burla ni un festejo porque no están esas dos escuadras, pero sí es importante ver que ese hecho marca una interesante realidad.

Para empezar, el hecho de que Tijuana, Monterrey, Yucatán y Puebla estén en la final de sus zonas deja ver que esas escuadras han sido armadas para realmente ser contendientes, para ser protagonistas no solo un año, sino por más tiempo, y el trabajo de oficina bien hecho hace que se presenten rosters muy fuertes con sus propias características, con sus propios perfiles y que entregan resultados: triunfos.

Y luego, el hecho de que no estén Diablos ni Tigres es una señal de que la liga está sana porque tiene una baraja de equipos encargados de organizar y hacer la fiesta de playoffs sin los dos de siempre.

En mis primeros recuerdos beisboleros a finales de los ochenta y principios de los noventa, era impensable que Diablos y Tigres no estuvieran en una Serie de Campeonato. Y eso mismo sucedió en la era del 2000. Me puse a contar y me encontré lo siguiente: de 1990 a 2017 solo en cuatro temporadas, sí, solo en cuatro, no ha estado Diablos y/o Tigres en una Final de Zona (antes Series de Campeonato), y dos de esas veces son 2016 y 2017.

¿En serio? Bienvenida sea la realidad de que en otras cuatro ciudades se ha apostado por hacer beisbol en serio, por tener equipos que sean armados no solo para buscar el título un año, sino para ser protagonistas constantes, y eso es una gran noticia para los fans. Por cierto, las otras temporadas donde no estuvieron Diablos o Tigres fue en 1990 y 2010.

Twitter@mikeboada