Solo para Fans

¿El último turno de Adrián?

Grandes incógnitas son las que rodean a Adrián González a partir de ahora. Y no solo son pensando en si podría participar en los playoffs, sino es pensando en su carrera.

La situación: Adrián González volvió a sufrir dolores en la espalda.

El hecho: Dodgers decidió dejarlo de lado y no lo considera para los playoffs.

El futuro: desconocido.

Adrián fue un pelotero sano durante toda su carrera. Después de sus primeros dos años en MLB (2004 y 2005), el mexicano se volvió un pelotero confiable y estable que aparecía en el line up diario, ya que de 2006 a 2016 solo faltó a 37 de los mil 782 encuentros que tuvieron los equipos donde jugó. Así es, solo se perdió 37 juegos en 10 años... pero todo cambió en 2017. Y tanto cambió que su carrera está en el aire.

González empezó a vivir este duro capítulo durante el Spring Training, ya que tuvo que ausentarse varios días por sufrir una molestia en el hombro conocida como “codo de tenista”. Esa situación se dio como una consecuencia de tantos años de batear. Afortunadamente para él, solo se requería descanso para recuperarse. Descansó e incluso jugó con México en el Clásico Mundial.

Entonces pudo arrancar la temporada el 3 de abril. Todo parecía ir bien, pero el camino del mexicano tuvo una parada súbita. El 11 de junio, jugó por última ocasión tras presentar una hernia en uno de los discos de la espalda. Después de una rehabilitación el dolor se fue y reapareció el 18 de agosto.

Aunque jugaba, el pelotero mexicano volvió a padecer de las molestias que no lo dejaban terminar su swing de forma natural, a eso se debe la baja en su producción: tres jonrones y 30 producidas en 71 juegos. A mediados de septiembre, el equipo buscó maneras de darle juego, pero controlado, así estuvo como bateador emergente. Pero el martes parece que se acabó la temporada. Al día siguiente, Adrián despertó con dolores en la espalda y al reportarlo con el equipo, decidieron que ya no se van a arriesgar más.

Un punto importante en todo esto es que el problema que padece es serio. ¿Recuerdan a Prince Fielder? Pues aunque no hay un reporte oficial, el problema que enfrenta parece ser el mismo que provocó que Fielder dejara el beisbol a los 32 años.

Los síntomas de esto son claros y el mismo jugador lo dijo cuando volvió al diamante en agosto: “me siento bien, ya no tengo dolor. Claro, no he estado jugando beisbol”.

Ahí está el punto clave. El no jugar sí le permite dejar de tener molestias, pero el estar en el campo (y más con los esfuerzos que significan batear) la situación cambia totalmente.

Por eso, en lo que sabemos qué sucederá con González, el encuentro del martes contra San Diego parece ser el último de la temporada 2017 para el mexicano y quizá, el de su carrera. Por cierto, su último turno fue un jonrón a la banda contraria.

Twitter@mikeboada