Solo para Fans

El pitcheo manda

Así de sencillo y contundente. El pitcheo manda y es el que da los triunfos en los playoffs. Y Pericos de Puebla ha tenido el mejor pitcheo que pudo soñar, y con eso solo necesita un triunfo para ser campeón de la Liga Mexicana, y Orlando Lara es el lanzador que saldrá hoy al diamante para sentenciar la Serie del Rey.

La novena poblana acabó la temporada con 4.38 de promedio de carreras limpias, noveno sitio en la LMB, pero en los playoffs hubo un cambio, una mejora grande, porque hasta ayer el PCL del club emplumado es de 2.32, un 2.32 con el que tu ofensiva tiene que anotar tres carreras en promedio para asegurar un triunfo. Tres anotaciones es un margen muy cómodo para los cañones poblanos que promedian 4.38 carreras.

Uno de los puntos clave es que los pitchers y el catcher César Tapia han sabido cortar las amenazas y los ataques de los Toros a lo mínimo. Otra forma de ver esta parte: después de cuatro juegos de la Serie del Rey han disputado 36 entradas, Puebla solo ha permitido que le anoten en seis innings. En otras palabras, ha colgado 30 ceros.

Es clave en estas instancias de juegos de vida o muerte que controles al rival. Toros tuvo una entrada (en el Juego 3) donde anotó cuatro veces pero fuera de eso, en los otros capítulos donde ha timbrado fue así:

            Juego 1

            1 carrera

            Juego 2

            1 carrera

            2 carreras

            Juego 3

            1 carrera

            4 carreras

            Juego 4

            1 carrera

 

Tijuana no ha tenido forma de armar ataques que sentencien un juego o que les permita tener una ventaja para trabajar y eso es porque tanto los abridores como los relevos (y su catcher y defensiva) se han fajado y han pitcheado más agresivo, con más veneno.  

@mikeboada