Solo para Fans

Gran oportunidad para Diablos

Diablos Rojos acaba de recibir un duro golpe: no estarán en playoffs por primera vez desde 1982. Sí, fueron 33 temporadas consecutivas calificando, ganando nueve títulos, dominando ampliamente en algunas ocasiones, haciendo historia en otras. Y el 2016 también es histórico porque la directiva tiene frente a sí una gran oportunidad.


La primera pregunta es: ¿quién es el culpable del fracaso del 2016? TODOS. Todos dentro de la organización. Así como dentro del campo TODOS colaboran de una u otra forma, en el éxito o el fracaso también TODOS. Como yo lo veo, un equipo de beisbol no solo está formado por los nueve del campo y los que están uniformados en el dugout y el bullpen, sino también por los miembros de la oficina, los de las cabinas de sonido, los encargados del clubhouse, los de mantenimiento. TODOS los que trabajan en el club. Aclaro, no significa que todos hayan hecho mal su trabajo, pero, si el equipo gana, GANAN TODOS. Si el equipo pierden, PIERDEN TODOS. Y sé que todos tienen bien puesta la camisola colorada.

Pero más allá de encontrar un culpable, creo que el club debe de aprovechar la oportunidad que tienen de reorganizarse, de poner las cosas en orden y volver mucho más fuerte en TODOS los aspectos. ¿Es fácil? Claro que no. ¿Duele? Sí, caer bajo y fracasar es doloroso, pero es cuando deben de cambiar su destino. 

El club pasó por años desastrosos en varias áreas fuera del diamante que les están pasando factura y les van a seguir pasando factura en lo que ponen las cosas en orden, pero el club lograba calificar y eso suavizaba las cosas. Ahora en el campo no se calificó y es momento de actuar.

Seguramente el club va a hacer algo y algo fuerte con el equipo. Conociendo a Alfredo Harp Helú (dueño del club) y su pasión por el beisbol, por los Diablos y por los números, va a analizar muchas estadísticas y junto con Roberto Mansur y Roberto Castellón y el staff de coacheo, van a trabajar en reacomodar las piezas para recuperar la filosofía y armarán un roster para ser protagonistas en el 2017. 

La llegada de nuevos miembros en la oficina del club, con Othón Díaz como gerente general, tiene como misión el volver al club a los primeros planos fuera del terreno de juego, hacerlo un conjunto moderno, ágil, innovador, ejemplo para los demás conjuntos, líder en mercadotecnia, promoción y ventas, y lo más importante: que haga que los capitalinos y los visitantes sepan que la Ciudad de México es la casa de los Diablos Rojos y que el Parque Fray Nano (y su futuro estadio) son un lugar mágico para los fans, donde no solo van a ver a un equipo romperse el alma en cada jugada sino que vivirán una experiencia 360°. En la actualidad, el beisbol, por sí solo, ya no es suficiente.  



@mikeboada