Solo para Fans

¡¡¡Cuidado con México!!!

Me queda claro que la selección mexicana se encuentra lejos de estar acabada, al contrario, está más fuerte que antes. El orgullo mexicano fue duramente golpeado este jueves, lo que pasó pegó muy profundo en todos, peloteros, coaches y aficionados, pero estamos por ver algo más histórico de lo que vimos el jueves por la noche.

Puerto Rico y Venezuela, tengan cuidado con México, porque nos pegaron donde más nos duele y la selección tiene la oportunidad de la revancha inmediatamente.

Estamos golpeados después de perder esa ventaja de cuatro carreras pero lo único que hizo Italia fue despertar al máximo el orgullo mexicano ya que todo parte de un punto sencillo pero clave: las cosas no han cambiado, la selección necesita las mismas dos victorias que requería antes de este jueves para pensar en calificar a la segunda ronda. Así de sencillo es, siguen siendo dos victorias las que se necesitan.

La actitud, las palabras y la mirada de los peloteros mexicanos al terminar el duelo contra Italia eran de molestia, tristeza, impotencia y todo tipo de sentimientos que le quieran poner, todos excepto uno: de derrotados. Y la selección no está derrotada.

Durante ocho entradas se mostró lo que el equipo puede hacer con los nombres que tiene en el roster: aun cuando sus dos bats de la parte medular del line up (Brandon Laird y Adrián González) se fueron de 10-0, anotaron nueve carreras. Todos respondieron y pudieron con el paquete de una u otra forma. Yovani Gallardo admitió cuatro anotaciones en cuatro tandas tras permitir tres jonrones, pero el relevo de Vidal Nuño, Carlos Torres, Joakim Soria y Sergio Romo fue excelso. Sebastián Valle llevó de gran forma el juego detrás de home.  

El equipo está armado para ganar y el sábado vuelve a saltar al diamante para ir por el primero de los dos triunfos que necesita para pelear por el pase a la segunda ronda. La selección ya mira hacia delante, no hacia atrás.

A mi me enseñaron en mi casa y en la escuela, lo he visto en infinidad de casos y crecí sabiendo que el mexicano es grande y está hecho para cosas grandes cuando está convencido de que es grande.

¿Qué vi en la actitud y en la mirada de los peloteros mexicanos? Que están convencidos de que llegaron al Clásico Mundial para hacer cosas grandes.

México sigue a dos triunfos de pelear por el pase a la segunda ronda y la selección está para ganar los dos juegos que le quedan, así lo piensan los jugadores, así lo creen, así lo dicen con sus palabras y sus actitudes y van a trabajar y jugar para ganar los dos juegos que están programados.

¿Creen que van a dejar las cosas como están? Claro que no. Así que cuidado con México.