Solo para Fans

Más como Óscar Robles

El mensaje va para los equipos, pero también para los peloteros y los aficionados. Lo que se está haciendo con Óscar Robles esta temporada debería ser un ejemplo que se debe de dar de aquí en adelante y no debe de quedar como un caso aislado, como una ocurrencia y ya.

El pelotero decidió que esta temporada iba a ser su última en la Liga Mexicana y apoyado por los Toros de Tijuana, se hizo el anuncio. ¿Qué trajo esto? Que se le reconociera como debe de ser y como debió reconocérsele a muchos peloteros que estuvieron en la Liga Mexicana y se retiraron en la sombras, muchas veces sin que nadie lo supiera, y se ha convertido en el ejemplo de lo que se debería de seguir con algunos jugadores cuando decidan decir adiós a los diamantes. Y esto no solo es cuestión de que un equipo decida reconocerlo, esto también debe de surgir del propio jugador y debe convertirse en una petición de los fans.

Robles compiló una sólida carrera en la LMB y por tres campañas pisó diamantes de las Grandes Ligas. Fue elogiado por su buena defensiva (prácticamente en cualquier posición en el infield) y por tener un bat que sabía responder con batazos oportunos y, sobre todo, que anotaba, ya que ese fue el perfil que cubrió como pelotero. Además, es reconocido como uno de los jugadores más complicados para ponchar.

Quizá siguiendo el ejemplo de lo que se hace en Estados Unidos, Robles no dudó en hablar del tema y en aceptar que se le realicen distinciones en algunas plazas cuando va de visitante. De esta forma, los equipos contrarios que así lo deseen, pueden reconocer el trabajo que hizo en su carrera, lo mismo que los fans (aunque haya sido frente a su equipo).

Esto es una muestra de respeto por lo que ese jugador dio en el campo, pero también un respeto a su equipo y a la historia de la LMB. Y ese mismo respeto deben tenerlo los peloteros. No veo nada de malo que algún jugador que tenga un legado grande en la Liga, decida anunciar el final de su carrera previo a una temporada, yo no lo veo como algo narcisista ni para alimentar el ego, sino como un reconocimiento que ellos mismos se deben de dar.

Una despedida emotiva que me tocó ver fue la de Daniel Fernández, quien jugó su último partido al empezar la temporada 2008 y, después de anotar tras su primer turno, hizo el anuncio, se quitó los spikes y siguió con su puesto de manager de los Diablos. Ese día, la afición que asitió al Foro Sol le aplaudió y le reconoció lo que dejó.

Por ejemplo, ¿no se debería darle una despedida similar a Héber Gómez, quien este año también está jugando su última campaña? ¿O se imaginan que carreras como la de Francisco Campos, Karim García, Rafael Díaz, por citar a algunos, se termine en algún año más adelante así nada más, con un anuncio vía Twitter o ni siquiera de esa forma?

Si algo se necesita en la Liga Mexicana es que haya ídolos, y cuando los haya, bien se les puede reconocer, ya que ellos fueron, son y serán parte de la historia que mantiene viva a la LMB.

Bien dicen que el mexicano no tiene memoria, pero el caso de Óscar Robles debe abrirle los ojos a muchos para tener en mente que éste no sea un caso aislado. 

Twitter: @mikeboada