Solo para Fans

La LMB, entre cambios y dudas

En los tiempos actuales, el beisbol mexicano sabe que debe estar activo para no "perderse" ni volverse solo un tema de época, solo cuando hay juegos. La LMB vivió por años aceptando que hacerse presente solo en la etapa de juegos era su único momento y que luego, no era necesario mantenerse vivo, olvidando que los fans de sus equipos son fans todo el año y no solo cuando juegan. Ahora que justo no hay Liga Mexicana y mientras se espera la llegada de la Liga del Pacífico, el beisbol mexicano ha estado muy activo, y eso parece ser una muestra de que se preparan para seguir caminando hacia una nueva época. Y el miércoles 27 de septiembre, la LMB vuelve a ser noticia.

Justo desde la semana pasada, la LMB y LMP no solo se unieron al movimiento de ciudadanos y empresas para ayudar a los afectados por los sismos, sino que se organizaron para hacer dos Juegos de Estrellas con peloteros mexicanos que están en ambas ligas. Histórico.

Pues ayer el ruido llegó de la LMB. Mientras se preparan para esos eventos en Culiacán y Monterrey, la Liga Mexicana realizó su Asamblea de Presidentes donde se detonaron tres bombas:

• Los Rojos del Águila de Veracruz se mueven de sede y jugarán como Tecolotes de los Dos Laredos en 2018.

• Los Pericos se mantendrán en Puebla el próximo año.

• Los Generales de Durango recibieron autorización para no jugar en 2018 mientras sanan sus finanzas y, en teoría, volverán en 2019.

Con lo anterior, además de muchos lamentos y quejas, caen por todos lados muchas preguntas y dudas de los fans.

Si de por sí aún no se han concretado los detalles para presentar dos temporadas con dos playoffs y dos campeones, con un Juego de Estrellas en medio de las campañas, ahora llegan los cuestionamientos como: ¿cómo se reacomodarán las zonas con el movimiento del Águila a Laredo y con la salida de Durango? ¿Serán 7 equipos en el Sur? ¿Habría un equipo descansando una serie por semana? ¿Qué pasará con los jugadores de los Generales?

De igual manera, es algo bueno que Pericos confirme que se quedará en Puebla en 2018, algo que fue recibido de buena manera por los fans, pero hubo cuestionamientos en redes sociales por tener un equipo desmantelado, luego de la salida de Alberto Carreón, Issmael Salas y César Tapia hacia los Acereros de Monclova. Mi pregunta es: ¿los fans responderán en las tribunas como sucedió al final de la temporada o se repetirá la experiencia de pobres asistencias como una muestra de molestia?

Ir a ver beisbol a Puebla es una experiencia muy grata, pero me queda claro que si la LMB se mueve hacia el futuro de volverse un negocio, tener una sede que promedió entradas de menos de 3 mil aficionados no es el camino, y el cambio de sede del que se ha hablado se volvería una realidad... y pronto.

@mikeboada