Solo para Fans

Qué irónico

Por años se suspiró que hubiera crecimiento, que llegaran más personas con poder económico y con un real interés en el beisbol para que la Liga Mexicana pudiera dar un estirón que hace muchos años no da. Crecer y convertirse en un negocio, que hubiera muchos más aficionados en las tribunas (esta temporada registraron 4.6 millones de fans, ¡¡¡4.6 millones!!!). Pero nunca se pensó (o quizá sí pero se dejó como algo secundario), que el pensar en nuevas cosas, en nuevas ideas, en nuevos planes y formas de trabajar, iba a molestar a unos. Los cimbró tanto que acaban de traer nubes de dudas e incertidumbre en la LMB.

Pero como lo dice el conferencista venezolano, Maickel Melamed: "a grandes sueños y grandes metas (como llegar a los cinco millones de fans en los estadios, como hacerlo un negocio rentable, como verlo más en los medios, como convertirse en tema de conversación), grandes obstáculos". La pregunta es, ¿cómo van a superar este obstáculo?

La LMB tiene 91 años de existencia y ha pasado por muchos altibajos. Llegó a estar al borde de desaparecer pero encontró los caminos para crecer, y no solo eso, se reforzó, se hizo una liga espectacular y sólida que todo mundo quería ver. No me tocó vivirlo pero cuando llegó Jorge Pasquel con todo su poder económico, las cosas cambiaron y crecieron.

Por años se ha pedido espacio en los medios y reconocimiento, por años se pidió que se le haga caso al beisbol, que los aficionados voltearan a verlos, que asistieran al estadio, que hubiera más empresarios que decidieran entrar y apostar por la liga, que llegaran con dinero para invertir para que esto creciera. ¿Y qué creen? Llegaron. Y de manera legal, en dos o tres temporadas empezaron a trabajar a su forma, con sus nuevas ideas (una de ellas fue abrirle la puerta a mexicoamericanos), ¿y qué creen? No solo remodelaron estadios o metieron un millón, 245 mil aficionados entre Tijuana, Yucatán y Puebla, si no que GANARON. Sí, ganaron en el campo y llegaron a playoffs y dos de ellos disputaron la Serie del Rey. Eso dolió y eso es lo que está provocando esta incertidumbre que quién sabe cómo terminará.

Qué curioso, el beisbol es un deporte de conjunto y así es como se ganan juegos y se ganan títulos. A los peloteros se les paga por hacer su trabajo y su trabajo es jugar en equipo pero fuera del campo, con los que pagan, las cosas cambian y parece que ahí no se juega en equipo. Irónico. ¿Así cómo se va a ganar?

@mikeboada