Solo para Fans

Halcones, en busca de la perfección

Así es, Atlanta tiene que jugar perfecto si quiere ser campeón de la NFL. No importa que tengan a la ofensiva que más puntos anotó en promedio con 33, ni que en 11 de sus 12 victorias, contando playoffs, superó las 30 unidades. Ni Matt Ryan, Devonta Freeman o Julio Jones son suficientes... tienen que jugarle perfecto a los Patriotas de Bill Belichick y Tom Brady.

 Así como lo hizo Gigantes dos veces, así es como se le debe de jugar a Nueva Inglaterra. Si te equivocas, pierdes. Solo hay que preguntarle a los Halcones Marinos de Seattle qué pasa si te equivocas contra los ‘Pats’ en el Super Bowl, cuando estaban a 2 yardas de anotar el TD que casi les aseguraba el título.

Lo que me impresiona de los Patriotas es que están a un juego de ser campeones sin uno de sus jugadores estrella en el campo. ¿Alguien se acuerda o sufre porque no está Rob Gronkowski? Sin el ala cerrada de los ‘Pats’ son favoritos en los pronósticos, eso solo refleja el poder que tienen para jugar y ganar en equipo. Así es como ganaron 16 veces para llegar a Houston. Jugando en equipo son una máquina pero ahora hay que agregarle que tienen defensiva, algo que no era tan notable en los Super Bowls pasados.

Atlanta tiene que superar estos puntos para salir con el triunfo:

  • Anotar rápido. En los últimos ocho juegos lograron un TD en su primera serie del juego. El problema, que ‘Pats’ solo permitió 1.9 puntos promedio en el primer cuarto todo el año. ¿En serio? O sea que admitieron menos de un gol de campo.
  • No desinflarse en la segunda mitad. La defensiva de Atlanta ha tenido problemas todo el año para evitar que sus rivales le anoten después del medio tiempo y si eso no cambia, Brady los va a aniquilar.

Pero dejando de lado las estadísticas y los números, que aunque te dejan ver las tendencias de un equipo, no juegan a la hora de estar en el campo, Atlanta llega con todo que ganar y nada que perder.

Habrá nervios, sí, es un juego muy diferente a todos los que han tenido y la energía en todo el estadio es muy distinta. La adrenalina no fluye igual y todo eso les va a pegar a los Halcones, pero su head coach ha hecho un buen trabajo psicológico para prepararlos.

Atlanta va a salir a jugar rápido, sacará puntos en la primera ofensiva y provocará que haya un juego cerrado. Julio Jones va a estar limitado pero no lo pueden anular y Matt Ryan está listo para explotar con algunas jugadas grandes. Atlanta trae mucha velocidad y los Pats, aunque van a tener la ventaja, al final no van a tener la condición para detenerlo.

¿Un juego de 60 o más puntos? No más de 60, pero muy cerca sí.

¿El arma secreta? El ala cerrada Levine Toilolo (número 80) quien con su 2.03 será un blanco con el cual saldrán de problemas.