Solo para Fans

¿Cuándo se romperá?

El 10 de mayo de 2012 se rompió la racha de juegos consecutivos dando de hit de Carlos Gastélum (Tigres), quedándose en 36 encuentros para así empatar lo que Luis de los Santos había logrado en el 2000. Cinco años después del que pudo ser un día histórico, sigo pensando que éste es uno de los hitos que pueden permanecer sin cambios por muchas muchas muchas temporadas más.

En el libro de los récords de la Liga Mexicana están registrados varios logros que se ven prácticamente imposible que se repitan o se superen, y creo que el de juegos consecutivos dando de hit es uno de ellos.

Vamos a echarle una revisada a las mejores rachas que se han dado esta temporada. Por ejemplo, Welington Dotel (Unión Laguna) tiene la marca este 2017 luego de que ligó 20 choques dando imparable, ritmo que le duró del 2 al 25 de abril. El simple hecho de pensar que por 20 juegos alguien dio hit, ya es sumamente destacado, pero si vemos que a Dotel todavía le faltaban 16 encuentros más, la cosa se ve casi inalcanzable.

En este momento es Carlos Rodríguez (Aguascalientes) el que más enrachado está con 17 choques al hilo (contando el de ayer, donde se fue de 3-1), ritmo que empezó el 21 de abril. Para que Rodríguez empate la marca de la LMB, deberá de seguir sin ser dominado hasta el 1 de junio, o sea, durante las próximas tres semanas. ¿Hasta dónde llegará?

Si no lo consigue el cañonero de los Rieleros, los que le siguen son Fernando Flores (Campeche) y Anderson Hernández (Laguna) con 12 juegos seguidos bateando imparable.

Solo como dato, después de que Gastélum empató la marca en la temporada 2012, la amenaza más grande sobre este récord la construyó Éngel Beltré en la campaña 2016, cuando llegó a 27, quedándose a nueve. En 2013 y 2014, Jaime Brena y Chris Roberson se frenaron en 26, y en la campaña de 2015, José Julio Ruiz solo llegó a 22.

El primer requisito para aspirar a esta marca es jugar todos los días, luego, estar en total ritmo físico y mental para que los batazos de hit se vayan dando de una u otra manera, ya que aquí también cuenta lo que se haga con los toques de bola o los infield hits. ¿Cuándo se romperá esta marca y quién será el valiente que lo haga? Quizá nunca lo veremos.

@mikeboada