Solo para Fans

¿Cuánto afectará a los Leones la salida de Willie Romero?

Fue una bomba que estalló donde menos se esperaba y en un momento importante. Los Leones de Yucatán acelerando a toda velocidad se han separado del resto de integrantes de la Zona Sur, los ven a lo lejos por el retrovisor mientras ellos checan en su GPS que la primera meta del camino, la calificación a playoffs, está cada vez a menos kilómetros de distancia. El motor estaba con los suficientes caballos de fuerza para seguir, pero le agregaron más, por ejemplo, con la llegada de Ricky Álvarez y Édgar Osuna. Pero de repente todo cambió.

En su ‘tranquilo’ recorrido una bomba estalló: Willie Romero fue cesado por responder con groserías a los reclamos de un aficionado. Los umpires de ese juego reportaron al manejador y a Liga Mexicana decidió suspenderlo dos juegos. A la par, la directiva yucateca decidió irse con todo y le dio las gracias al venezolano.

Más allá de saber realmente lo que pasó y lo que se dijo en ese ‘enfrentamiento’ con el aficionado, las alarmas se prendieron pensando en lo que viene. Con una ventaja cómoda y un equipo tan sólido y balanceado (aun con la salida de Jesús Cacao Valdez) y una ventaja amplia, ¿cuánto le puede afectar al equipo el cambio de manejador?

Ya fue anunciado que Juan Francisco Chico Rodríguez toma posesión del volante para lo que viene. Experiencia y capacidad la tiene, y de sobra, ahora será cuestión de ver si puede ponerse en la misma velocidad y sintonía que lleva el equipo, y que jugadores y manejador se adapten a su nueva forma de llevar el auto.

Triste sería ver que, después de todo lo que se ha trabajado para poner a los Leones de Yucatán como el principal candidato para ganar la Zona Sur y llegar a julio con una situación tan sólida como la de ellos, la bomba termine destruyendo todo.

El golpe y desajuste mental podría afectar lo que se vea en el diamante, y eso es algo que los demás equipos pueden usar para acabar con los Leones. Puebla está armado para competirle a Yucatán y sus refuerzos están empezando a tomar un ritmo que los tendrá a punto para el final de la temporada y los playoffs. Aunque solo son cinco jugadores los que sobreviven del título obtenido la temporada anterior, el equipo ya sabe lo que es ganar a la hora cero y eso puede ser mortal para los melenudos. Y no hay que olvidarse del despertar de Veracruz con ese 1-2 en el pitcheo (Néstor Molina y José Piña), de los Tigres o de alguno de los que vienen atrás y se pueden meter de último momento. 

Twitter@mikeboada