Solo para Fans

Entre dos campeonatos, cambios y un récord que no llegó

Fueron días muy ajetreados los que se vivieron y fueron de varios sabores, pero todos van a tener un impacto en el futuro. La historia pasó del movimiento revolucionario que quieren hacer en la Liga Mexicana para la temporada 2018 a que Daniel Mayora no pudiera empatar la marca de más juegos dando de hit, así que vamos directo a los temas.

Al cerrarse la actividad de la primera parte de la temporada se le abrió la puerta a la fiesta del Juego de Estrellas y allí llovieron historias, pero ninguna como la siguiente:

“Con el objetivo de incrementar el número de aficionados y de ofrecer una mejor competencia, así como de tener un mayor impacto mediático y de atraer a más patrocinadores, los presidentes del circuito aprobaron la propuesta de Javier Salinas, presidente adjunto de la LMB, de sostener dos calendarios el próximo año. Los detalles de este proyecto se darán a conocer más adelante”, así lo anunció la Liga Mexicana por medio de un boletín.

¿Qué opina usted?

¿Cree que se les debe de dar el beneficio de la duda?

¿Es una locura?

A la espera de conocer los detalles, tengo demasiadas opiniones y cada una jala para su lado. Está la de ver que llegamos a la época en la que la nueva Liga Mexicana dejó atrás lo que era. Está la de ver que se terminaron las broncas y aunque no estén todos en la misma sintonía, ya no existe una LMB dividida. Está la de ver que la LMB hace ruido y hay quienes quieren transmitirlo, quienes están interesados en darlo a conocer y en escucharlo.

Del otro lado vienen las dudas de que por la naturaleza del juego (y por costumbre o esencia), no veo la forma de que haya dos campeonatos sin que se rompa la magia. Nos podríamos meter en distintas especulaciones, pero hasta no conocer el plan, no podemos destrozarlo y aplaudirlo, pero no sé si darle el beneficio de la duda.

Entonces vamos a la parte de los cambios polémicos. Apenas pasó el Juego de Estrellas y el lunes nos cae la nota de que Ricky Álvarez y Édgar Osuna son cambiados de Laguna a Yucatán. Polémico. Son equipos hermanos y el mensaje que se da es: vamos con todo con los Leones y con los Vaqueros, a ver qué podemos hacer.

Yucatán domina a placer la Zona Sur con nueve juegos de ventaja sobre el segundo sitio, entonces esos movimientos son para que no haya sorpresas y que Yucatán llegue a la Serie del Rey, y que ahí, tenga todo el perfil para ser campeón. Alegría de un lado, molestia del otro.

Y para cerrar, nos quedamos con el agridulce sabor de boca de que Daniel Mayora no pudo empatar el récord de 36 juegos al hilo dando de hit. Y tiene ese sabor porque tras un primer turno en el que el tiro con el pitcher (Walter Silva) sí fue directo, en el siguiente le disfrazó una base por bolas intencional (¿en la cuarta tanda sin gente en base?). Para la séptima tanda parecía iba a ser lo mismo, pero Mayora decidió tocar a dos pitcheos malos para evitarlo, luego fue por otro pitcheo alto, hasta que sacó una rola floja a tercera para ser dominado. La base intencional de la novena no me gustó, pero era la jugada normal en una situación de hombre en segunda, con un out y el juego empatado.

Lo bueno de todo es que la segunda parte de la temporada apenas empieza. 

Twitter@mikeboada