Solo para Fans

Acaben con esta farsa

Para muchos es una emoción grande el ver a la selección mexicana de beisbol, a la mayor, a la que está formada por los mejores peloteros que tiene México. Es emocionante porque eso solo sucede una vez cada cuatro años. Pero bueno, vale la pena la espera. Pero resulta que cuando te pones a platicar con amigos sobre, primero, el grupo en el que va a estar México, y luego, cuál puede ser el roster, inevitablemente sale la frase: "si es que lo dejan ir".

Así es, por desgracia esa frase forma parte del Clásico Mundial de Beisbol.

Después de varios años de planeación, Grandes Ligas decidió realizar un evento donde jugaran los mejores países con sus mejores elementos, teniendo como uno de los objetivos, hacer crecer a nivel mundial el gusto por el beisbol. Para la primera edición estarían 16 equipos con neta tradición beisbolera. Ahí México debutó con Vinicio Castilla, Jorge Cantú, Rodrigo López, Esteban Loaiza, Oliver Pérez, Alfredo Amézaga, Juan Gabriel Castro, en pocas palabras, era un gran equipo.

Entonces nos preparábamos para la segunda edición (2009) y ahí empezó todo. Los equipos de MLB, protegiendo sus intereses, empezaron a cerrarle las puertas a algunos jugadores.

Viendo el descontento y daño que provocó a la imagen y calidad del torneo eso, MLB prohibió a los equipos prohibir a sus peloteros que asistieran. La vía fue otra pero con el mismo resultado: no les prohiben asistir pero les hacen llegar el mensaje de que el equipo lo va a estar observando para ver si se gana un lugar en el roster. "Pero la decisión es tuya". ¿Así o más tendencioso? Eso se dio en 2013.

Estamos por ver la cuarta edición del torneo y las cosas no han cambiado. MLB está aniquilando el Clásico Mundial. Por un lado lo creó, lo apoya, lo alimenta para verlo crecer (como al haber creado un torneo clasificatorio donde participan países con poca tradición beisbolera) pero por el otro lo boicotea.

Me encabrona ver que Khris Davis ya se haya bajado del barco y que Jaime García esté cerca de hacerlo. Y quizá Jorge de la Rosa. Me encabrona no porque estén tomando esa decisión, porque entiendo perfectamente que lo hagan, porque ellos quieren jugar con México pero su trabajo es en MLB en una temporada de 162 juegos, me encabrona que haya ese doble discurso en Grandes Ligas. A los equipos no les interesa y no quieren que siga.

Así que por favor, acaben con esta farsa. Nunca vamos a ver un Mundial de Beisbol como sucede con el Mundial de Futbol, que es algo que soñaríamos, los tiempos no dan, el tipo de preparación que se necesita tampoco y sin disposición de quien forma parte de la cabeza del proyecto (los equipos MLB), mucho menos. Así que prepárense para ver a una buena selección mexicana en el Clásico Mundial, pero no a la mejor que se podría haber armado, no a la que todos los aficionados quisiéramos ver. No duden que éste Clásico sea el último en la historia, porque además, no ha generado el dinero que se esperaba, y eso no es negocio para nadie.

@mikeboada