Solo para Fans

Triples Coronas se nos van

El bat de Japhet Amador (Diablos Rojos) ha estado muy explosivo pero parece que no le alcanzará para hacer historia. Una mala salida acabó con la posibilidad de ver que Josh Lowey (Acereros) logre algo que solo cuatro lanzadores han conseguido en 90 años.

 Con dos semanas de temporada regular la mira no solo está en el standing sino en los líderes individuales en las estadísticas y la palabra Triple Corona había aparecido. Amador ha tenido una campaña explosiva al bat y ha deshecho a casi todo el pitcheo que ha visto, con eso, puede presumir que es el líder de jonrones conectados (38) y de carreras producidas (109), con una amplia y cómoda ventaja en ambos departamentos. Se va a llevar el título en esas categorías pero después de tener en su poder dos de las tres joyas de la corona, la que le falta para completar el hito parece fuera del alcance.

El Gigante de Mulegé batea para .345, octavo sitio en la LMB, a .030 del primer sitio compartido por Henry Alejandro Rodríguez (Delfines) y Jesús Arredondo (Pericos), quienes tienen un .375. Está lejos y aunque puede escalar, recuperar esa diferencia y superar a los líderes es casi imposible.

Solo siete peloteros han ganado la Triple Corona, el último fue Kit Pellow (Saltillo) en 2008, y Ángel Castro ha sido el único mexicano que la ha conseguido (1951).

En pitcheo también se tenían esperanzas de ver historia con Josh Lowey. El lanzador de los Acereros empezó de forma incontenible y llegó a ser líder o estar entre los primeros sitios en ganados, PCL y ponches. Al pasar el fin de semana, la salida del sábado en el Fray Nano terminó con sus esperanzas de llevarse la Triple Corona.

Lowey es líder en triunfos (13) y segundo sitio en ponches (131) pero con las seis carreras limpias en 4.1 entradas el sábado su promedio de carreras limpias admitidas se disparó y llegó a 2.96, para caer hasta el quinto sitio, lejos del 1.99 del líder, Rafael Pérez (Tigres). Con dos o tres salidas todavía en el calendario, necesitaría actuaciones casi perfectas de muchas entradas en blanco para bajar su PCL y recuperarse. Ya se le fue ser el quinto pitcher en la historia que gana la Triple Corona.

A pesar de la fiesta del 90 Aniversario de la LMB, nos quedaremos con las ganas de ver historia, a menos que suceda un milagro.

 

@mikeboada