Puntos suspensivos

Sinuoso arranque femenil

Sin sumar puntos es la situación actual del Club León Femenil, quienes en cuatro jornadas no han podido ganar como local ni en la visita y solo han sufrido derrotas.

Se sabe que es un proyecto nuevo el cual se comenzó desde cero, el cual busca llevar a las jugadoras desde el amateurismo al profesionalismo y puedan ser un equipo competitivo. Aún con esto, la presión llega al equipo pues se encuentran en el fondo del grupo 2, como la peor ofensiva, con apenas dos goles anotados, y la peor defensiva, con 16 tantos recibidos.

Hagamos un recuento de los partidos de las Fieras. En la primera jornada se enfrentaron a Santos en Torreón, quedaron con un marcador 2-1 y tuvieron así su primera derrota.

La ilusión era conseguir algo en casa, ante su gente, con el voto de confianza de jugar en el estadio León. En la jornada 2 recibieron a Monterrey, pero desafortunadamente sufrieron su segunda derrota con un marcador 0-2.

Algo que hay que reconocer es el apoyo de La Afición partido a partido, ya que a pesar de los resultados no han dejado de apoyar a las féminas, y así lo demostraron en su segundo encuentro como locales ante Atlas. Las Rojinegras se llevaron el partido con un marcador 1-3. León ofreció un gran partido y se llevó el reconocimiento de los presentes, sin embargo, poco pudieron hacer para salvar el resultado.

El sábado pasado viajaron a Monterrey para enfrentar a Tigres de la UANL en el Estadio Universitario, justo después del encuentro varonil entre Tigres y Pumas.

Se sabía de las diferencias entre ambos equipos, pero de manera inesperada las Fieras se llevaron una goleada de escándalo por 9 goles contra 0.

Una goleada de escándalo, sí, y queda mucho por trabajar, pero no hay que perder de vista el objetivo de entrada de la liga, fortalecer los cimientos de una liga profesional.

Ahora habrá que recomponer el camino, en la próxima jornada León recibirá a Necaxa en el estadio León, el próximo viernes 25 a las 5:00 de la tarde.

El equipo no debe caer en la desesperación pues las cosas se irán dando conforme avance el torneo; además, el hecho de formar parte de la Liga MX Femenil es una victoria, pues las jugadoras y todos los que conforman el equipo ya son parte de la historia.