Maestros del combate

La verdadera disciplina

En una ocasión llego una familia y quería que su pequeño de 5 años practicara taekwondo porque se lo habían recomendado en el colegio ya que tenía un problema de indisciplina.

Le permitimos la entrada ya que eso es nuestra especialidad, la disciplina, al poco tiempo empezó a cambiar su comportamiento y mostrando un cambio significativo a los 3 meses de estar entrenando, en las clases se mostraba inquieto y el mayor problema era que golpeaba a sus compañeros mientras estaban sentados o en espera de participar en algún ejercicio.

Ese comportamiento agresivo y de pelea lo fuimos canalizando dentro del área de combate, ya que al momento de pelear deportivamente su comportamiento cambiaba para ser el más noble.

Poco a poco empezó a canalizar ese problema y cuando ya estaba cambiado su comportamiento detectamos un problema aún mayor.

Los padres del pequeño se la pasaban ofendiendo al entrenador desde fuera de la escuela, sin que el entrenador escuchara, pero esas ofensas llegaron a oídos de algunos padres de familia y llegaban hasta el punto de intervenir en la clase gritándole al menor y dándole instrucciones desde fuera del área.

Al poco tiempo se optó por dar de baja al menor debido al mal comportamiento de los padres. Es siempre recomendable dar el ejemplo como papás para poder que el menor lo aprenda. 


Víctor Medrano

zorro.marroquin@multimedios.com