Maestros del combate

Nunca te rindas

Muchas veces los padres de familia o nosotros los profesores de artes marciales nos topamos con niños, incluso hasta jóvenes que muchas veces los podemos llamar tercos o decir que son muy insistentes o indisciplinados porque quieren hacer lo que a ellos les plazca.

Este tipo de alumnos no es nada fácil manejarlos, pero muchas veces son los que pueden tener más potencial del grupo en la actividad que se estén desarrollando, solo es cuestión de analizarlos y encontrar el método adecuado de enseñanza para que les interese mucho mas la clase y puedan dar lo mejor de si en ella.

Con la practica y la disciplina propia de las Artes Marciales ese niño o joven “terco o insistente” que siempre hacia lo que quería, ahora se empieza a fijar metas, se esfuerza y es perseverante hasta lograr lo que se propone.

Un caso como éste me paso hace tiempo con un alumno que era demasiado inquieto pero con la ventaja que le gustaban mucho los combates; no era muy bueno técnica ni tácticamente pero tenia un gusto muy grande por lo que hacia.

Asistió a varios torneos ya que le gustaban también porque salimos a competir a diferentes lugares y eso lo mantenía motivado, al principio no le iba muy bien, él se enojaba mucho porque no podía ganarle a sus oponentes, pero ese coraje lo canalizábamos para que se siguiera preparando, empezó a sacar segundos lugares, hasta que por fin logro obtener una medalla de primer lugar y vimos los frutos de su esfuerzo.  

 

zorro.marroquin@multimedios.com

 

www.olimpoacademy.com