Maestros del combate

El jiu-jitsu para niños

Está comprobado que la práctica de artes marciales aumenta la autoestima y disminuye la agresividad y la disposición violenta. Además, no es una actividad exclusivamente para niños y adolescentes extrovertidos, sino que se adapta a todo tipo de caracteres y personalidades. Muchos estudios han demostrado los beneficios de la práctica de artes marciales en niños hiperactivos o con problemas de psicomotricidad, especialmente el jiu-jitsu. Es de especial interés destacar el beneficio de este tipo de actividades deportivas en niños y adolescentes que proceden de familias en donde los niños desarrollan problemas de conducta. A través de la práctica del jiu-jitsu las mejoras son evidentes, siendo los beneficios superiores a los conseguidos mediante tratamiento psicológico convencional.

Las artes marciales aumentan la seguridad en sí mismos y disminuyen la agresividad; algunos jóvenes son agresivos por falta de autoestima, por ello una persona con buena autoestima no tiene necesidad de ser agresiva.

Las artes marciales contribuyen decisivamente al aumento de la autoestima en niños y jóvenes. Los niños que practican un arte marcial tienen una mayor capacidad para defenderse, lo que se traduce en una forma de ser y comportarse más tranquila.

El jiu-jitsu en niños no tiene diferencias técnicas con el que practican los mayores, ya que esta técnica de autodefensa fue desarrollada con la finalidad de que cualquier persona pudiera practicarla, sin importar edades, sexos ni complexión física. 

Zorro Marroquín

zorro.marroquin@multimedios.com