Maestros del combate

El autocontrol

Uno  de los principios en que se fundamenta el Tae Kwon Do, es el AUTOCONTROL  o control de uno mismo.

Sin duda alguna, esta es  una de las condiciones más difíciles de alcanzar ya que se requiere de un alto nivel de conocimiento de sí mismo a fin de estar consciente de las fortalezas y debilidades que se tienen en el momento presente.

En la mayoría de las situaciones que vivimos a diario, la pérdida del control nos provoca consecuencias en su mayoría negativas.

Hay estudios que indican que el 10% de las cosas que pasan en nuestra vida diaria no las podemos controlar, pero en el otro 90% nosotros  determinamos las cosas que suceden.

Quien practica Tae Kwon Do, aprende a controlar ese 90% de sus emociones al tener la capacidad de analizar las consecuencias positivas y negativas de sus actos, esta capacidad se adquiere con la práctica de este arte marcial ya que no solamente es un escape del estrés haciendo ejercicio, sino que el trabajo mental que la práctica implica nos lleva a alcanzar niveles de autocontrol mucho más alto que las personas promedio. Los niños por ejemplo aprenden entre otras cosas a respetar a sus padres y compañeros, los adolecentes canalizan su energía en el entrenamiento  obteniendo como resultado una mejor concentración y buenas calificaciones académicas.

Llos adultos convierten  sus emociones de coraje en emociones racionales haciéndolos tolerantes y serenos para tomar decisiones acertadas sobre sus actos en las peores situaciones.

El autocontrol una de las muchas cosas que gracias a la práctica del Tae Kwon Do esto se puede alcanzar.

 

zorro.marroquin@multimedios.com