TRIBUNA FUTBOLERA

El futbol no quiere

Al Santos le está faltando alma; es un equipo que seguramente tiene buenas intenciones y pone todo el esmero por tratar de agradar a su gente, pero la realidad es otra. Es un equipo que trata y no puede, que genera y no concreta, que se mueve pero no despliega un nivel atractivo y pocas veces es tan convincente. En el futbol también existen tonalidades, y la tonalidad del Santos ante Tijuana fue gris, bastante gris.

Llegadas hubieron, pero la claridad y la luz pocas veces se vieron reflejadas en un despliegue de juego interesante y atractivo. Algo le hace el TSM al Santos que pocas veces genera espectáculo ahí.

Seguramente ha habido mejor espectáculo de visita, como en Toluca, pero en casa está faltando algo.Pero la suerte está de lado del equipo de Caixinha. La suerte del Santos a veces es esa aura que el futbol suele tener, y la tuvo en Marchesín, que colaboró (otra vez) en ser el salvador de su equipo: fantástica atajada en la recta final del partido. Porterazo que tiene el Santos.

Pero al final su acción quedó en nada. Pobre portero del Santos, su atajada fue en vano. Tijuana terminó empatando el partido y el Santos se arrepintió de fallar sus jugadas claras y manifiestas de gol. Final dramático con un Santos que terminó encima y provocó que el aficionado tuviera su corazón en un puño. Al final el partido se volvió tan emocionante como no lo fue durante muchos minutos del encuentro. Sí, el Santos hizo más por ganar el partido: la actitud en el futbol cuenta, igual que ponerle corazón, pero también hace falta tener una dosis de claridad, de pericia a la hora de ser contundente y saber doblegar al rival. Tijuana se vio menos espelúznate de lo que llegaba, porque el local los metió en aprietos y pudo ganarles.

La cosa se vuelve un tanto voluble, porque el Santos tienen ciertos chispazos de claridad que invitan a la emoción, pero luego entra en unos baches que invitan al bostezo: mucho ímpetu y poca inteligencia.

Se supone que la propuesta iba a ser diferente para este torneo… bueno, tal vez la propuesta sea buena, pero el accionar no está siendo tan convincente.Se dejan ir puntos otra vez en casa y la victoria no emerge en el TSM, en el camino se van dejando unidades que al final pueden ser vitales para un mejor destino final. El futbol del equipo no es lo que se prometió antes del inicio del torneo. Se debe tener mucho cuidado con lo que se promete. Toca visitar el Estadio Azteca ante el América. Suelen ser buenos partidos. Esperemos que la visita se generosa.